La titular de la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (Sederec), Rosa Icela Rodríguez, expresó que el gobierno capitalino continuará trabajando para preservar la herencia ancestral que practican las curanderas y los curanderos de la Ciudad de México.

En el Jardín Botánico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) comentó que en el gobierno de la ciudad, encabezado por Miguel Ángel Mancera, tiene el compromiso de continuar con el apoyo a los diversos proyectos que fomenten y divulguen la práctica de la medicina tradicional en la capital.

En la conmemoración del Día Internacional de la Medicina Tradicional, agregó que se mantendrá la vinculación con instituciones académicas, curanderos y las comunidades, para impulsar todas aquellas acciones que beneficien y den una alternativa de salud a los capitalinos.

Rodríguez recordó que en el Instituto de Biología de la UNAM se realizó el libro sobre plantas medicinales de la Ciudad de México, con el cual se pueden conocer los beneficios, aplicaciones que tienen, su composición química y ubicación geográfica.

Agregó que para continuar con la práctica de la medicina tradicional, la Ciudad de México pasó de tener 24 a 31 Casas de medicina tradicional, en las cuales sus representantes siguen en constante capacitación en beneficio de los capitalinos.

Destacó la vinculación que se tiene con la diputada federal y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos en la Cámara de Diputados, Cristina Gaytán, quien ha impulsado diversos proyectos relacionados con la población indígena y de pueblos y barrios originarios.

Mencionó que es un gusto ir a conocer cada uno de los proyectos beneficiados con el programa de Medicina Tradicional y Herbolaria de la Ciudad de México, así como para constatar que los recursos públicos sean aplicados en lo que se solicita, por lo que continuará con las giras de trabajo por todas las iniciativas apoyas por la dependencia a su cargo.

Por su parte, Gaytán Hernández refirió que la medicina tradicional forma parte de la vida cotidiana, que en ocasiones uno no se da cuenta de cuándo la está aplicando, y que es un conocimiento ancestral que se encuentra en todo el país.

Dijo que en los últimos 15 años, aproximadamente, ya no se ha estigmatizado esta tradición, por lo que se promueve y se hace válido el derecho de utilizar la medicina tradicional como una alternativa para la salud.

Durante la conmemoración del Día Internacional de la Medicina Tradicional se entregaron reconocimientos a las curanderas María Dolores Domínguez Romero y Angelina Díaz Hernández, por la trayectoria que llevan en la práctica de esta herencia ancestral.