El presidente del PRD en la Ciudad de México, Raúl Flores García, reprobó el operativo realizado el pasado fin de semana por la delegación Cuauhtémoc, al calificarlo como “limpieza social” en el Parque Morelos, mejor conocido como “La Ciudadela”.

Aseguró que esa acción, ordenada por el titular de la delegación, Ricardo Monreal, integrante del partido Morena, “supuestamente de izquierda”, es discriminatorio y excluye a las personas más vulnerables, por lo que sólo es propio de un régimen “totalitario”.

En un comunicado, Flores García indicó que ese operativo fue violento y puede ser “impactante” mediáticamente, pero es “inaceptable” en esta Ciudad de vanguardia, progresista, pues se desalojaron campamentos donde se encontraban hombres y mujeres “víctimas de la lacerante pobreza y desigualdad que se vive”.

El perredista recordó que, “afortunadamente”, después de cuatro años de intenso trabajo, desde el mes de junio pasado en la Ciudad de México se puso en marcha el Protocolo Interinstitucional de Atención Integral a Personas en Riesgo de Vivir en Calle e Integrantes de las Poblaciones Callejeras.

Recordó que el principal objetivo de ese instrumento es rechazar cualquier acción de criminalización y limpieza social de las personas indigentes o sin hogar ubicadas en las vialidades y espacios públicos.

Dijo que el gobierno central así como las 16 delegaciones, están obligados a aplicar dicho protocolo en cualquier situación, sin prejuzgar la existencia o no de posibles delincuentes y sin caer en la falsa disyuntiva de alegar la imposibilidad de recuperar el espacio público solamente ejerciendo la violencia sobre las personas que viven en situación de calle.

El presidente capitalino del PRD exigió una vez más al jefe delegacional, Ricardo Monreal Ávila, “que asuma sus responsabilidades como delegado y que estudie y aplique dicho protocolo”.