Con el objetivo de promover el conocimiento de una forma atractiva y lúdica, se presenta la exposición "Esqueletos, evolución en movimiento", la cual se podrá apreciar hasta abril del próximo año en el Museo de Historia Natural.

La muestra contará con 150 piezas a través de las cuales se encuentran réplicas de dinosaurios, elementos óseos como cráneos, dientes y mandíbulas de distintos ejemplares, fósiles y taxidermias.

En un comunicado difundido por el museo, se informó que la muestra "Esqueletos, evolución en movimiento" reconstruye los vínculos que permanecen entre los organismos vivos y sus antecesores.

La colección aborda cuatro etapas de manera cronológica: "La diversidad de estructuras esqueléticas", "La evolución del sistema esquelético", "La anatomía de los vertebrados" y "La forma del movimiento".

Entre las piezas que sobresalen se encuentran ejemplares como la réplica de la extremidad del dinosaurio braquiosaurio, el esqueleto de un dinosaurio pico de pato, el de un tigre dientes de sable, de un oso panda y un lobo, las astas de un alce y la huella de un dinosaurio.

Para complementar el aprendizaje referente al tema, la exposición estará acompañada a lo largo de su exhibición, de actividades interactivas, conferencias de divulgación científica, visitas guiadas y talleres.