El Pleno del Senado de la República aprobó sin cambios el dictamen Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos (LISH) 2017, el cual fue remitido de inmediato al Ejecutivo federal para su publicación.

Durante la sesión ordinaria se avaló por 82 votos a favor, nueve en contra y dos abstenciones, el dictamen que tiene como objeto la incorporación en ley de la flexibilidad a las reglas para los asignatarios relativas a la determinación de los límites de deducción para la producción de petróleo y gas asociado.

Ello para una operación más eficiente y segura en las áreas de asignación bajo las nuevas condiciones de volatilidad en el mercado internacional de hidrocarburos.

El dictamen también define el término “Barril de petróleo crudo equivalente”, para dar certidumbre al cálculo de las deducciones permitidas en cada caso.

Asimismo se precisa en la ley que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) podrá instruir al Servicio de Administración Tributaria (SAT) para que brinde a dicha dependencia el apoyo en la verificación de operaciones y registros contables derivados de los contratos de exploración y extracción de hidrocarburos.

En tribuna el senador del PRD, Mario Delgado Carrillo, al fundamentar su voto en contra de esta ley, expuso que la misma deja en desventaja a Pemex y la coloca en la insolvencia fiscal definitiva ante la competencia de otras empresas, ello a partir de los endeudamientos que se le obliga a adquirir a la empresa productiva del Estado.