Debido a su ubicación geográfica, México conoce muy bien al cambio climático, por ello ha enfocado su compromiso en hacerle frente con acciones concretas, aseguró Rafael Pacchiano Alamán.

Esa labor ha llevado a México a ser un país líder en la materia, afirmó el titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), al inaugurar el encuentro "The Green Expo 2016. Hacia una sustentabilidad industrial rentable".

Ante autoridades de Países Bajos y Austria, quienes tienen una presencia especial en este encuentro, el funcionario federal destacó que este año se dará un particular interés al tema del agua, ya que es uno de los principales recursos a cuidar.

Recordó que en México se tienen cuatro prioridades en materia ambiental, que son: El combate al cambio climático; la prevención y el cuidado de los bosques; la conservación de especies y ecosistemas; y garantizar la cobertura y uso sustentable del agua.

México, dijo, conoce bien los efectos del cambio climático, si no basta con preguntarle a los habitantes de Guerrero, que padecieron los embates del huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel; o a los de Los Cabos, afectados por el ciclón Odile.

La República mexicana sufre de manera marcada el impacto de ese fenómeno debido a su ubicación geográfica, lo cual cobra aún más importancia si se considera que con solo uno por ciento de superficie terrestre cuenta con hasta 10 por ciento de la biodiversidad del mundo.

Ante ello, Pacchiano Alamán insistió en que México se ha abocado impulsar su desarrollo económico partiendo de su riqueza natural y bajo una visión que lo compromete a hacer frente a los efectos que puedan mermar sus recursos naturales.

Por tal motivo, en los últimos cinco años, la administración federal ha logrado avanzar de manera importante en cuestiones como la tala clandestina, al reducir la pérdida de 300 hectáreas de bosque por año a solo 92 hectáreas.

Asimismo, en el desarrollo y crecimiento en el combate de incendios forestales, lo que ha permitido reducir este problema de manera considerable.

De igual forma, el secretario de Medio Ambiente subrayó el compromiso de reforestar hasta un millón de hectáreas, meta que lleva un avance de 60 por ciento, con un grado de supervivencia superior al esperado, de hasta 75 por ciento, contra 30 por ciento de administraciones anteriores.

Pero por si fuera poco, abundó, México ha asumido el reto ante las Naciones Unidas de incrementar sus Áreas Naturales Protegidas (ANP), de esta manera se labora por conseguir que 17 por ciento del territorio terrestre y 10 por ciento del marino esté bajo esta condición.

El funcionario federal insistió en el valor de la participación integral, por lo que reiteró su invitación a la iniciativa privada y a la población a seguir colaborando para consolidar las metas fijadas por el país.