Personal de la Dirección de Gobierno de la delegación Gustavo A. Madero retiró enseres que obstruían la vía pública en las avenidas Eduardo Molina y Calzada de Guadalupe.

Los trabajadores quitaron más de 100 tubos y botes con cemento que impedían el paso vehicular en las colonias Gertrudis Sánchez Primera Sección, Faja de Oro y Santa Coleta, entre otras

Ante las quejas vecinales sobre las complicaciones en el paso peatonal, la obstrucción del ingreso a los domicilios y la basura que se genera, el operativo se extendió a las calles de Garrido, Hidalgo y Calzada de Guadalupe, donde retiraron más de 150 huacales y botes con líquido que apartaban la vía pública a modo de estacionamiento.

También fueron retirados comerciantes que se instalaban en la calle, y el jefe delegacional, Víctor Hugo Lobo Román, advirtió que continuarán con estos operativos de manera permanente para evitar que comerciantes vuelvan a instalarse.

El funcionario declaró al respecto que es obligación de las autoridades proteger a la población de todo riesgo y que por ello aplica operativos permanentes en calles, para liberar espacios que están destinados solo al tránsito vehicular.

Explicó además que la Ley para Regular el Uso de la Vía Pública en el Ejercicio de la Actividad Comercial establece que es responsabilidad de la autoridad vigilar el ejercicio del comercio y que éste contribuya al desarrollo integral de sus habitantes, por ello la importancia de este dispositivo.