El tenor mexicano Mario Rojas (Ciudad de México, 1993) se pronunció esta tarde en el sentido de que hacer ópera no es algo barato, sin embargo, es para todos los mexicanos porque el clasismo del Porfiriato ya no existe. "Hoy está en el cine, en la televisión y en pantallas gigantes colocadas en diversas calles", recalcó.

Entrevistado por Notimex en ocasión del inminente debut en el Palacio de Bellas Artes, el próximo 6 de noviembre con la interpretación de "Rodolfo" en la ópera "La Bohème", el cantante añadió que en la actualidad es palpable y accesible para todo tipo de público y dentro del repertorio operístico internacional, esta obra "es un verdadero pan de dulce".

Si alguien no ha visto una ópera en vivo, exhortó el entrevistado, ésta es la oportunidad de oro para acercarse a ella, sobre todo, porque habrá varios debutantes bajo la batuta del experimentado maestro Enrique Patrón de Rueda. "La mayoría del reparto pertenecemos a una nueva generación de cantantes, muy sólida, como fue la de los 80 del siglo XX".

Explicó que esa oleada de tenores, barítonos, sopranos y mezzosopranos, tiene las bases académicas y desde ahora se hace de experiencia para, en el corto plazo, tener un impacto muy grande en la ópera internacional. "Estamos creando nuevo público para este género, lo que repercute favorablemente en la vida cultural de México y del mundo", acotó Rojas.

Reconoció que esa generación de artistas tiene la responsabilidad de llevar al mundo la ópera hecha en México, y al mismo tiempo, de atraer la mejor ópera del mundo al país, "para susurrársela al público en el oído, pues somos una especie de ‘Embajadores de la ópera de México’ ante el mundo", dijo.

La Sala Principal recibirá del 6 al 13 de noviembre a "La Bohème", ópera en cuatro actos con música de Giacomo Puccini (1858-1924) y libreto en italiano de Luigi Illica (1857-1919) y Giuseppe Giacosa (1847-1906), sobre la novela "Escenas de la vida bohemia" de Henry Murger (1822-1861). "Es una buena ópera de iniciación para el público", abundó.

Su estreno mundial fue el 1 de febrero de 1896 en el Teatro Regio de Turín con dirección del entonces muy joven Arturo Toscanini. El 2 de agosto de 1897, se montó por primera vez en México, en el Teatro Nacional. Al Palacio de Bellas Artes llegó el 15 de agosto de 1935 y desde entonces se ha programado en 40 temporadas con más de 120 funciones.

Sobre el elenco que lo acompañará en esta reposición, el tenor recordó a Maribel Salazar ("Mimi"), Juan Carlos Heredia ("Marcello"), Angélica Alejandre ("Musetta"), Alejandro López ("Colline") y a Jorge Ruvalcaba ("Schaunard"), así como a la Orquesta y Coro del Teatro de Bellas Artes y al Coral Ensamble México; dirigirá la escena Luis Miguel Lombana.

Finalmente, Mario Rojas informó que las funciones de "La Bohème" tendrán lugar en el mencionado recinto los días 6, 8, 10 y 13 del mes entrante. A él corresponderá interpretar a "Rodolfo" los días 6, 8 y 13, mientras que el día 10 ese personaje será encarnado por el también joven Héctor Valle, perteneciente también a la nueva generación de cantantes.