El oro concluyó la jornada con un retroceso de 0.57 por ciento, al ofertarse en mil 266.52 dólares por onza, pérdidas constantes que se deben a la perspectiva entre los participantes del mercado de un próximo incremento en la tasa de referencia en Estados Unidos.

De acuerdo con Banco Base, aun cuando es poco probable que la Reserva Federal (Fed) aumente su tasa de referencia el 2 de noviembre, los inversionistas se mantienen cautelosos en relación a la siguiente reunión de política monetaria.

No obstante, se espera que la tasa de referencia de Estados Unidos sea incrementada hasta la reunión del 14 de diciembre del presente año.

La institución financiera señaló que durante la sesión se observó un retroceso en el precio del petrolero, lo cual ocasionó que las divisas de economías emergentes y productoras de petróleo se debilitaran frente al dólar estadunidense.

Lo anterior ocasiona una disminución en la demanda de los commodities, ya que se vuelven menos accesibles para inversionistas que sostienen otras divisas.

Se espera que los participantes del mercado continúen mostrando cautela hasta la decisión de política monetaria de la Fed, por lo cual mayores pérdidas para el oro no pueden ser descartadas.

Así, la plata bajó 0.74 por ciento y se ubicó en 17.63 dólares por onza, mientras que el cobre avanzó 0.22 por ciento y se vendió en cuatro mil 732.75 dólares por tonelada métrica.

Dicho incremento se debe a un retroceso en los inventarios de cobre en los almacenes seguidos por el London Metal Exchange, Shanghái Futures Exchange y la Bolsa de Nueva York.

En las últimas cinco jornadas, los inventarios de cobre han retrocedido en 3.25 por ciento, a 519 mil 878.48 toneladas métricas.

A su vez, el aluminio ganó 0.65 por ciento y se ofreció en mil 671.75 dólares por tonelada métrica, en tanto que el plomo bajó 0.25 por ciento y quedó en dos mil 033.75 dólares por tonelada métrica.

En el mercado energético, el referente del Mar del Norte, el crudo Brent, perdió 1.87 por ciento y se adquirió en 49.84 dólares por barril, mientras que su contraparte estadunidense, el West Texas Intermediate (WTI), descendió 1.66 por ciento y se vendió en 49.13 dólares el tonel.