Para conservar y difundir una de las tradiciones más arraigadas en el país, el Museo Nacional de Culturas Populares exhibirá a partir del próximo viernes, la magna ofrenda "Comida de las ánimas", que contiene una típica casa maya y otras cuatro de un tamaño más pequeño.

El museógrafo del Museo Nacional de Culturas Populares, Marco Polo Juárez Cruz, expresó que en la ofrenda que año con año realiza el recinto con motivo del Día de Muertos, destaca la casa de tamaño real, construida con ramas y hojas, que desde hace décadas se construye en el sureste del país.

Explicó que la casa tiene una puerta central, y aprovechando esa forma, colocaron dos ofrendas dentro de esta, por un lado una tradicional, construida en las mesas cubiertas de hojas de plátano, y del otro lado se puso una que está más cercana al sincretismo hacia la unión de las tradiciones mayas con las tradiciones cristianas que llegaron con los españoles.

Detalló que afortunadamente tuvieron la asesoría de la Secretaría de Educación del Estado de Yucatán y la Secretaría de Cultura federal, que les proporcionaron dos palaperos, personas que se dedican a fabricar ese tipo de construcciones.

"Hicieron muy rápida la construcción, subían y bajaban de una manera sencilla, y con ayuda del personal del recinto cultural, la construyeron en un fin de semana y permanecerá junto con las otras cuatro ofrendas hasta el 6 de noviembre", comentó el museógrafo a Notimex.

"Aprovechando esa división, la tradicional está dedicada a las almas adultas y del otro lado de las almas de los infantes. Qué llevan estas ofrendas, contienen los alimentos que gustaban a las personas que no están con nosotros como frutas, verduras, flores, velas de cera, incienso, cera amarilla para los adultos y blanca para los niños", señaló.

Uno de los alimentos que no debe de faltar en esa ofrenda es como un tamal de gran tamaño, cocinado con carne de pollo, carne de cerdo, maíz, orégano y frijol negro, se mezclan todos los ingredientes y se cubren en hoja de aguacate y se cocina bajo tierra.

"Es el alimento típico de la época, tradicionalmente todas las familias mayas comen ese tipo de alimento muy parecido al tamal, que no debe de faltar y otros típicos de la región como son relleno negro, atole, frutas como naranjas, mandarinas y plátanos", señaló el museógrafo.

Junto a la ofrenda maya, se cuenta con otras cuatro, pero más pequeñas de diferentes partes de la República Mexicana como Michoacán, Ciudad de México, Oaxaca y Veracruz, la cual estará acompañada de una exposición fotográfica del estado de Yucatán.

Asimismo, dijo que cada una tiene características que la distinguen, por ejemplo, la de Michoacán tiene una representación de una tumba, que contiene arreglos florales, redes para representar al pueblo pesquero.

La ofrenda de Veracruz contiene un arco que alrededor se le ponen flores y frutas, así como los ingredientes de las regiones como tamales, la charanda y bebidas. La correspondiente a la Ciudad de México tiene donas de azúcar que son tradicionales del sur de la ciudad y en la de Oaxaca hay elementos como barro y vegetales, sin faltar la flor de cempasúchil.

Juárez Cruz indicó que el Día de Muertos es una tradición viva y constante en muchos pueblos del país y permite que el público reconozca estas diferentes maneras de celebrar a "nuestros muertos". La muestra tendrá su inauguración oficial el próximo viernes.