El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y el Consejo Nacional de Investigación de Italia (CNR, por sus siglas en italiano) firmaron un acuerdo para financiar en conjunto proyectos de biotecnología y genómica.

La convocatoria busca incentivar la colaboración entre ambas naciones, además, se pretende replantearla para que sea más eficaz, indicó la agregada científica de la Embajada de Italia en México, Emilia Giorgetti.

La diplomática añadió que en comparación con las anteriores invitaciones, ésta se enfoca en apoyar modelos con mayor impacto y con más recursos que permitan fortificar los vínculos de apoyo, gastos de laboratorios y la compra de pequeños equipos.

En entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Giorgetti indicó que la iniciativa surgió a raíz de algunos talleres, donde científicos de ambos países, se juntaron para precisar temáticas y áreas prioritarias.

Como resultado de los talleres, la convocatoria no excluye ningún tema, pero con el fin de optimizar el presupuesto a los proyectos aprobados se decidió restringirla en las áreas de: geociencias y medio ambiente; biotecnologías y genómica para la agricultura y alimentación, así como nanotecnología y materiales avanzados.

Debido a que los antecedentes de colaboración científica y tecnológica entre ambos países fueron exitosos, la Cancillería italiana y la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amexcid) realizaron una convocatoria más.

“En el caso de los proyectos bilaterales entre la Cancillería italiana y la Amexcid, Italia activó desde el año pasado una modalidad de apoyo adicional que se otorga a los mejores proyectos aprobados y que se puede dedicar a gastos de laboratorio”, sostuvo.

La diplomática indicó que recibieron una gran cantidad de correos electrónicos por parte de científicos mexicanos e italianos solicitando detalles, información y consejos para participar en la convocatoria.

La especialista refirió que cada proyecto deberá tener dos coordinadores que preparen una propuesta conjunta, al tiempo que, el italiano deberá presentar su iniciativa al CNR y el mexicano al Conacyt.

Además, si falta una de las dos propuestas, el proyecto no será aceptado para la evaluación, pues cada institución deberá realizar una valoración independiente con sus expertos.

Los criterios a calificar son calidad, relevancia científica, metodología, plan de trabajo e impacto potencial de los resultados, al igual que la calidad del grupo de trabajo.

Además, de la presencia de jóvenes, complementariedad y competencias, la necesidad de las estancias de movilidad y el valor agregado de la colaboración bilateral.

De los temas de cooperación entre ambas naciones, destaca el de las agencias espaciales, ASI de Italia y la Agencia Espacial Mexicana (AEM), las cuales tienen un convenio para que técnicos mexicanos hagan estancias de capacitación en el país europeo.