Personal de la Secretaría de Obras Públicas, Desarrollo Urbano y Vivienda del Estado (Secoduvi), realiza la rehabilitación del drenaje pluvial de la zona afectada por una fuerte tormenta ocurrida el pasado 29 de septiembre.

El sitio sufrió una inundación y el deslave de un cerro durante las intensas lluvias que se registraron la última semana del mes pasado.

En la zona conocida como "La Garita" y en otros sitios cercanos a la avenida Revolución, los trabajadores construyen un drenaje pluvial con mayor capacidad, indicó el organismo en un comunicado.

Las obras se realizan "en la comunidad de Atempan, municipio de Tlaxcala, cuyo objetivo es evitar inundaciones en esta zona, como la ocurrida el pasado 29 de septiembre, tras las fuertes precipitaciones que se registraron en la capital".

Al respecto, el director de Obras de la Secoduvi, Salvador Sánchez Vázquez, detalló que este drenaje, ubicado en las calles Encinos y Bergantines, tiene una longitud de 225 metros, el cual permitirá dirigir la lluvia hacia un cauce natural.

Con ello se contribuirá a prevenir inundaciones o deslaves, pues además de redireccionar la caída de agua en esta zona, se pusieron en operación rejillas pluviales y se desazolvaron aquellas que estaban tapadas con basura, lodo y pasto.

El funcionario estatal explicó que "este nuevo drenaje se construye con tubería de polietileno de alta densidad, con un diámetro de 61 centímetros, en un tramo de 150 metros y de 91 centímetros en otro tramo de 75 metros".

Lo anterior, acorde a las especificaciones necesarias para dar respuesta a los vecinos de esta zona, quienes enfrentaban riesgos por contingencias climatológicas, resaltó.

Sánchez Vázquez indicó que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) será la instancia encargada de atender la zona que fue taponada por algunos vecinos, lo que impide el flujo del agua de lluvia hasta el río Zahuapan.

El director de Obras de la Secoduvi dijo que parte de las afectaciones durante la última semana de septiembre, "se debieron a que las construcciones en esta zona obstruyeron el paso natural de la lluvia, lo que ocasionó daños, tras la fuerte precipitación que se presentó".

"El problema principal es que muchas personas que habitan en Atempan han invadido el cauce natural de los arroyos que son zonas de carácter federal, lo que ocasiona que se presenten problemas", enfatizó el funcionario.

Precisó que en el caso del Bulevar Revolución, en la zona conocida como “La Garita”, la Secoduvi construye también 132 metros de guarniciones y banquetas con un ancho de 1.82 metros, con el fin de que los peatones puedan transitar de forma segura.

Anotó que "por muchos años, este lugar se mantenía siempre con agua o lodo ya que la banqueta se encontraba por debajo del nivel del arroyo vehicular".

En las obras de drenaje pluvial como las banquetas y guarniciones del bulevar Revolución, se invierten 1.2 millones de pesos, y las acciones estarán concluidas en los próximos días, indicó Sánchez Vázquez.