Durante el primer semestre de 2016, seis mil 547 comercios del país perdieron dinero por cargos no reconocidos o abonos no aplicados por los bancos, derivados del uso de Terminales Puntos de Venta, reveló la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Ello, bajo el argumento de que la reclamación no procede por política interna de la institución bancaria, precisó el presidente de la Condusef, Mario Di Costanzo.

El funcionario comentó que en dicho periodo se reportaron 12 mil 806 reclamaciones que fueron desfavorables para los usuarios, por un monto total de 163.7 mil millones de pesos.

En general, las reclamaciones con respuesta de “por política interna” (tanto favorables como negativas) fueron 641 mil 149 en el primer semestre del año, lo que representó un incremento de 114 por ciento.

Expuso que si se divide el monto reclamado entre el número de reclamaciones presentadas, el monto promedio por asunto es de poco más de 16 mil pesos, sin embargo, si se divide el monto entre el número de comercio que presentó una queja, la cantidad promedio sube a 23 mil pesos que no se devuelven al comercio por política interna del banco.

Como ejemplo puso a un comercio que presentó durante la primera mitad del año 177 reclamaciones, por un total de 16 millones 859 mil pesos, con lo que habría una cantidad de 144 mil pesos por caso.

En tanto, el segundo comercio presentó 66 reclamaciones por más de un millón de pesos, “si esto le pasa a un comercio pequeño o mediano, esto le puede significar la diferencia entre la viabilidad o no viabilidad de un comercio pequeño o mediano”.

“Nos preocupa cuando la reclamación es desfavorable o no procedente por una razón de política interna”, indicó Di Constanzo en conferencia de prensa.

Sin embargo, aclaró que si se compara el número de reclamos del primer semestre de 2016 contra el mismo periodo del año pasado, el número de quejas desfavorables por política interna bajó, de 17 mil 703 a 12 mil 806 casos.

Detalló que la mayoría de las respuestas favorables las da Banamex y en el caso de las desfavorables, quien tiene 76 por ciento de las 12 mil 806 reclamaciones, fue Bancomer, es decir, “Banamex la utiliza más para decir que sí y Bancomer la utiliza más para decir que no”.

Precisó que 74 de cada 100 reclamaciones, en el caso de las respuestas desfavorables por política interna, son de comercios que reclamaron cargos y abonos no aplicados, es decir, en nueve mil 405 casos de los 12 mil 806 reportados fueron comercios que reportaron o que no estuvieron de acuerdo con el abono aplicado o con el cargo no reconocido por el banco.

Lo anterior, abundó, se refiere a los contratos de servicios de adquirencia o Terminales Punto de Venta (TPV) que hacen los bancos con los comercios, y las reclamaciones corresponden a inconformidades con el abono por la venta que se hizo por medio de tarjeta de crédito o débito en terminal punto de venta o por los cargos no reconocidos en los movimientos que hacen de depósitos y abonos en las cuentas de estos comercios.

Detalló que las quejas por el abono no aplicado al comercio (terminal punto de venta) son siete mil 932, 62 por ciento de los 12 mil 806 reclamaciones y cargos no reconocidos en servicios de adquirencia TPV son mil 473 reclamos que si los sumamos con 62 por ciento del abono, dan 74 por ciento de las reclamaciones.

“Consideramos muy importante esta situación porque es una relación entre los comercios. No omitimos que hay una intención de política financiera de generar o promover la bancarización o el uso de plásticos para el pago en lugar de utilizar menos efectivo, pero este tipo de situaciones afecta”, dijo.