El Instituto de Recursos Mundiales México (WRI por sus siglas en inglés) presentó la propuesta “Ocho puntos para alcanzar los compromisos climáticos de México”, en la que se plantea que “es el momento de ir del compromiso a la acción”.

En este planteamiento, una de sus conclusiones es que para lograr las metas de cumplir las Contribuciones Nacionales Determinadas en México, compromisos que los países presentan para reducir los Gases de Efecto Invernadero (GEI), es indispensable una participación en la que gobierno, iniciativa privada y población aporten lo que les corresponde.

El economista senior de Economics Center y Open Climate Network, WRI, Juan Carlos Altamirano, detalló que con ello “México puede alcanzar sus metas de reducción de emisiones de GEI con beneficios económicos de 200 mil a 500 mil millones de pesos.

Para ello, aseguró, como primer punto México debe mejorar la eficiencia de combustibles y promover el cambio a combustibles limpios en las actividades industriales; así como fortalecer las acciones para reducir las emisiones de gases diferentes al bióxido de carbono.

Además, planteó que es indispensable reducir las distorsiones en la economía al introducir un precio del carbono y la reducción progresiva de los subsidios a combustible fósiles; e incrementar la capacidad y la eficiencia del sector eléctrico, en transmisión y distribución.

De igual forma el estudio propone promover la sinergia con metas de adaptación, abordando los temas de deforestación y reforestación, y otras acciones sectoriales como la agricultura.

También se prevé establecer la transición a opciones de transporte limpias y bien diseñadas; así como también incrementar la eficiencia de energía en edificios comerciales y residenciales.

El estudio sugiere desarrollar una estrategia integral a largo plazo para alcanzar cero emisiones netas de GEI en línea con las metas a largo plazo en el Acuerdo de París.

Al respecto, la directora del proyecto Open Climate Network, WRI, Taryn Fransen, destacó el papel que ha jugado México como ejemplo y guía para asumir el compromiso de mitigación de las emisiones responsables del calentamiento global.

Desde luego, subrayó, no basta con asumir los compromisos establecidos ya que la suma total de las metas de todos los países todavía no basta para alcanzar los objetivos de temperatura.

Por ello insistió en que a los logros ya alcanzados se deben sumar compromisos todavía más ambiciosos en el transcurso de los próximos cinco años y que no solo implica la reducción de emisiones, sino también la captura de carbono existente en la atmósfera.

Este estudio desarrollado por World Resources Institute (WRI), Energy Innovation y Centro Mario Molina, se da en el marco de las metas a alcanzar tras la Conferencia sobre el Cambio Climático (COP21) en París, en la cual México se comprometió a una meta no condicionada de reducir en 22 por ciento las emisiones de GEI rumbo a 2030.

Desde luego se incluye también la meta condicionada de disminuirlas hasta en 36 por ciento por debajo de la línea base para 2030 y en la cual la participación integral de la iniciativa privada, gobierno y población serán la clave del éxito.