La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) finalizó la reubicación de los 21 animales de vida silvestre decomisados a la Granja del Parque del Pueblo Cuitláhuac, en la delegación Iztapalapa de la Ciudad de México.

La dependencia precisó, en un comunicado, que dicha acción se consumó con el traslado de dos dromedarios (Camelus dromedarius), en cumplimiento del acuerdo número 396/16 del expediente administrativo PFPA/39.3/2C.27.3/00108-13/F.

Los ejemplares de fauna silvestre, un macho joven y otro adulto de 1.5 y cinco años, respectivamente, fueron asegurados desde 2013 debido a que no se acreditó su legal procedencia durante visita de inspección.

Por ello, el 29 de septiembre pasado se realizó el primer envío de 19 ejemplares, y estos dos dromedarios fueron los últimos en ser llevados a un zoológico en el estado de Querétaro.

La Granja del Parque del Pueblo Cuitláhuac no cuenta con registro de Unidad de Manejo para la Conservación de Vida Silvestre (UMA) ni con un plan de manejo aprobado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Debido a lo anterior y tras no haber cumplido con la normatividad ambiental durante el procedimiento administrativo, se impuso como sanción el decomiso de dichas especies y una multa de 50 mil 512.80 pesos.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente recordó que para el manejo de los ejemplares, la delegación federal en la Zona Metropolitana del Valle de México contó con apoyo de personal especializado de la Unidad de Manejo para la Conservación de Vida Silvestre Reino Animal.

Asimismo recibió asistencia del equipo proporcionado por la asociación civil Koncientizando por un Mundo Mejor, la Fundación Antonio Haghenbeck y de la Lama I.A.P, Sección Rescate Animal.