Por la labor filantrópica que llevan a cabo en la comunidad mexicana, el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (Itesm) entregó el “Premio Luis Elizondo al Sentido Humano Tecnológico de Monterrey 2016”.

La distinción se entregó en sus tres categorías: Científico y Tecnológico, Humanitario y Humanitario para Agrupaciones Estudiantiles.

En esta ocasión, los ganadores de la edición 2016, fueron el doctor Hugo Alberto Barrera Saldaña, en la categoría Científico y Tecnológico al Sentido Humano; por su destacada carrera en el campo del diagnóstico molecular, la biología molecular humana y la genómica comparativa.

La Fundación Fraternidad sin Fronteras I.A.P. de la Ciudad de México fue distinguida en la categoría Humanitario, por su trabajo orientado a mejorar las condiciones de vida de personas, desde niños, hasta adultos mayores, que sufren de problemas de salud, física o mental, y que han sido abandonados.

En esta misma categoría recibió un reconocimiento especial post mortem Jorge García Abaroa (1926-2016), quien dedicó su vida a beneficiar a niños y jóvenes de escasos recursos otorgándoles becas de estudio.

El grupo Jóvenes Altruistas Pensando en México (Jälpem), de la Universidad de Monterrey, recibió el Premio Humanitario para Agrupaciones Estudiantiles por brindar servicios gratuitos de medicina, valoración nutriológica, atención dental, orientación psicológica y jurídica a poblaciones de escasos recursos de Nuevo León.

Los ganadores recibieron la escultura “La Llama de la Humanidad”, y un reconocimiento escrito.

Además, los premiados de la categoría Científico y Tecnológico al Sentido Humano y de Humanitario se hicieron acreedores a 200 mil pesos; mientras que el ganador de la Categoría Humanitario para Agrupaciones Estudiantiles recibió 50 mil pesos.

El Premio Luis Elizondo al Sentido Humano fue instituido en 1969 para reconocer a quienes destacan en la actividad científica y tecnológica y a quienes realizan labor filantrópica en la comunidad mexicana, con perfiles semejantes al del filántropo nuevoleonés Don Luis Elizondo.

Se otorga anualmente a personas físicas o morales, de nacionalidad mexicana, y se asigna con base solamente en sus méritos científicos o humanitarios, independientemente de su posición ideológica y de sus creencias religiosas.

En la edición 2016 se recibieron 186 propuestas, de las cuales 58 fueron para la categoría Científico y Tecnológico, 98 para la categoría Humanitario y 30 para la categoría Humanitario para Agrupaciones Estudiantiles, subrayando que del total de candidatos en todas las categorías, 44 eran de Nuevo León.