— Los legisladores canadienses tanto liberales como conservadores, federales o provinciales, se muestran sigilosos de opinar respecto al proceso electoral que se vive en el vecino del sur y principal socio comercial de Canadá.

Interrogados por Notimex respecto a su apreciación del proceso electoral que protagoniza la candidata demócrata, Hillary Clinton, y el republicano, Donald Trump, los diputados y senadores de la Cámara de los Comunes de Ottawa, se mostraron reacios a opinar abiertamente.

El diputado conservador Tony Clement, quien fuera presidente del Tesoro, ministro de Industria y de Salud durante el gobierno de Stephen Harper, dijo a Notimex que Canadá debe trabajar con quien esté en la Casa Blanca y el congreso estadunidense, a fin de “avanzar en los intereses de Canadá”.

Clement es el crítico en Seguridad Pública y Preparación de Emergencias en la bancada del Partido Conservador en la Cámara de los Comunes.

Desde Quebec, el senador del gobernante Partido Liberal, Dennis Dawson, declinó hacer algún tipo de comentario sobre el actual proceso electoral del principal socio comercial de Canadá.

Cristina Martin, legisladora provincial de Ontario por el gobernante Partido Liberal, declaró a Notimex que ha estado observando “muy de cerca” las campañas en Estados Unidos y aunque dijo no poder opinar sobre las implicaciones diplomáticas y económicas de esta elección, se refirió al candidato republicano.

“La retórica presentada por Donald Trump me hace sentir orgullosa de vivir en un lugar como Ontario donde nuestros líderes son inclusivos y se ven los beneficios de una sociedad pluralista”, señaló.

Martins fue la impulsora en Queen's Park (el parlamento de Ontario) de la moción para declarar octubre como Mes de la Herencia Hispana, la cual fue aprobada por unanimidad el año pasado.

Por su parte, el diputado federal William Amos, copresidente del Grupo de Amistad Canadá-México, se mostró con un poco más de apertura y señaló que Estados Unidos es el más importante socio comercial de Canadá por lo que “he estado observando la campaña electoral muy de cerca”.

Agregó que Canadá tiene mucho en común con la Unión Americana y que normalmente los miembros del parlamento de ambos países no comentan sobre el proceso democrático de cada país, pero enfatizó que “confío en el buen juicio de los americanos”.

Interrogado sobre cómo sería la relación entre ambos países de ganar Clinton o Trump, el diputado liberal dijo no estar en condiciones de “especular” sobre quién ganará, aunque enfatizó que de cualquier forma Canadá necesita tener “lazos cercanos con sus amigos americanos”.

“Tenemos asuntos cruciales y retos que necesitamos resolver, como el comercio de maderas blandas, en esto debemos alcanzar un acuerdo por el beneficio de nuestras comunidades que dependen de la industria forestal”, indicó el diputado por la localidad quebequense de Pontiac, donde hay numerosos productores forestales.

“No importa si gana Clinton o Trump, ambos países debemos colaborar en este asunto”, precisó.

William Amos, quien ha estudiado y trabajado en México, es el copresidente del Grupo de Amistad Canadá-México en el Parlamento Federal, integrado por media centena de diputados y senadores de ambos países y de todos los partidos.

“Los grupos de amistad abren canales diplomáticos alternativos”, añadió, y agregó que “los canadienses queremos a los mexicanos y queremos que vengan más ahora que se quitará la visa, aunque en Estados Unidos tengan otra visión al respecto”.