El Banco Santander obtuvo en los primeros nueve meses del año un beneficio atribuido de cuatro mil 606 millones de euros, un 22.5 por ciento que el mismo periodo de 2015, debido a operaciones extraordinarias realizadas en el segundo trimestre.

En un comunicado, la entidad bancaria informó que se trató de operaciones como los costos de reestructuración en 475 millones de euros, cambio de calendario de aportación al Fondo de Resolución Europeo en 120 millones, pero también plusvalías por la venta de VISA Europe de 227 millones de euros.

Los ingresos por comisiones en estos nueve meses del año crecieron ocho por ciento con respecto al año anterior hasta los siete mil 543 millones de euros; los costos aumentaron 4.1 por ciento hasta los 15 ml 634 millones de euros.

Por países, en este periodo la filial en México reportó un beneficio atribuido de 460 millones de euros, un 19 por ciento de aumento sobre el mismo periodo del año pasado.

En España, como parte de esas operaciones extraordinarias, el beneficio bajó 11.1 hasta los 785 millones de euros; en Brasil aumentó en 9.5 por ciento hasta los mil 276 millones de euros; en Reino Unido bajó 11.1 por ciento hasta los mil 207 millones de euros.

En Estado Unidos, el banco español obtuvo un beneficio de 381 millones de euros, que es un 42.1 por ciento, y en Chile fue de 377 millones de euros, un 76.3 por ciento más que el mismo periodo de 2015.

Ante estos resultados, la presidenta del banco, Ana Botín, declaró que es la “fortaleza del modelo” de diversificación geográfica lo que le permite a la entidad llegar a sus objetivos, y pese a las bajas tasas de interés en economías desarrolladas, destaca el crecimiento del negocio en América Latina.