El Ejército detiene al 'Ingeniero', líder del cártel de los Arellano, quien manejaba un bajo perfil

  • En México se ofrecía una recompensa de 30 millones de pesos por su captura y en EU cinco millones de dólares.
  • Fue detenido en un restaurante de comida rápida al finalizar el partido entre México y Croacia.
  • Portaba la cantidad aproximada de 100 mil dólares en efectivo y se manejaba con un bajo perfil.
Efectivos militares durante un operativo.
Efectivos militares durante un operativo.
NOTIMEX

El comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido García, confirmó la detención de Fernando Sánchez Arellano, alias 'el ingeniero' ocurrida el lunes en la colonia Centro de Tijuana, sin un solo disparo.

Fue detenido en un restaurante de comida rápida a donde acudió a ver el partido entre México y Croacia En conferencia de prensa, el funcionario federal señaló que Sánchez Arellano es uno de los principales líderes de una organización criminal que opera en los municipios de Tijuana, Playas de Rosarito, Tecate y Ensenada, en el estado de Baja California.

El presunto delincuente, por quien se ofrecía una recompensa de 30 millones de pesos, fue detenido por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en coordinación con la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República (PGR).

'El ingeniero' fue detenido alrededor de las 16:00 horas, en un restaurante de comida rápida a donde acudió a ver el partido de futbol entre México y Croacia.

Es presunto hijo de Enedina Arellano, hermana de Ramón, Benjamín y Francisco Arellano Félix, y en la Procuraduría General de la República (PGR) contaba con diversas averiguaciones previas por los delitos de tráfico de drogas, extorsión, secuestro y homicidio.

En un mensaje, Monte Alejandro Rubido García dio a conocer que al momento de su detención, portaba la cantidad aproximada de 100 mil dólares en efectivo.

Bajo perfil

Dijo que el presunto delincuente se integró en el año 2002 a la organización delincuencial dirigida por sus supuestos tíos, y manejaba un bajo perfil que le permitía desenvolverse de manera discreta en esa ciudad.

Se realizan los estudios científicos para corroborar la plena identidad de Sánchez Arellano Desde 2008 mantuvo una disputa por el territorio con Eduardo Teodoro García Simental, lo que originó violencia y enfrentamientos.

Luego de la detención de García Simental, el 12 de enero de 2012, Sánchez Arellano pudo restablecer a la organización criminal y desde 2011 la PGR ofrecía la recompensa a quien proporcionara información que llevara a su captura.

Del caso, el titular de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, Tomás Zerón De Lucio, informó que ya se realizan los estudios científicos para corroborar la plena identidad de Sánchez Arellano, mediante un análisis dactilar que se confrontará con datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Asimismo, se le tomaron muestras de fluidos para confrontar la información genética con la de su supuesta madre, Enedina Arellano Félix, así como de sus presuntos tíos, los hermanos Ramón, Benjamín y Francisco Arellano Félix, y que los resultados se darán a conocer más tarde a través de la cuenta de twitter de la AIC, @PGR_AIC.

Lazos con el Chapo Guzmán

Benjamín Arellano Félix fue arrestado en 2002 y extraditado a Estados Unidos en 2012; Javier Arellano Félix fue capturado en 2006, mientras que Eduardo Arellano Félix fue detenido en 2008 y extraditado a Estados Unidos en 2012, según datos de la DEA, la agencia antidroga estadounidense. Ramón Arellano Félix murió en un enfrentamiento con la Policía en 2002.

'El Chapo' y los Arellano Félix consolidaron alianza entre 2008 y 2009 en Tijuana La captura del capo se produce unos meses después de la detención del hombre más buscado de México, Joaquín Guzmán Loera, alias "El Chapo", líder del cártel de Sinaloa, capturado en febrero en su estado natal tras 13 años prófugo.

'El Chapo' y los Arellano Félix consolidaron alianza entre 2008 y 2009 en Tijuana, permitiendo el uso de rutas para el tráfico de droga. Guzmán dirigió una guerra contra cárteles rivales y las fuerzas de seguridad, desatando una espiral de violencia ligada al narcotráfico que ha dejado más de 90.000 muertos desde que el expresidente Felipe Calderón asumió el cargo a finales de 2006 y lanzó una campaña frontal contra los cárteles de la droga.