La Secretaría Seguridad Pública de Baja California removió de sus cargos a 588 policías como resultado de las evaluaciones de confianza de 2013 a agosto de 2016.

El titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), Daniel de la Rosa Anaya, añadió que la administración estatal fortalece la colaboración entre órganos de control interno, ante la exigencia ciudadana de corporaciones confiables y transparentes.

Indicó que registros de la dependencia asientan que de 2007 a la fecha más de tres mil elementos han sido removidos ante actos de corrupción, abusos de autoridad, vinculación delictiva o faltas administrativas, académicas o personales.

“El nivel policial en las distintas corporaciones estatales y municipales debe ser de eficacia, confiabilidad y transparencia, por ello se apuesta a reforzar el eje de integridad policial, plasmado dentro de la política de seguridad en la entidad”, dijo.

Anotó que los titulares de los órganos de control interno de las instancias de seguridad pública y procuración de justicia se reúnen periódicamente para dar seguimiento a casos de elementos suspendidos o dados de baja para tener control de cada situación.

“La estrategia anticorrupción empleada en la administración estatal ha permitido detectar malos elementos a quienes se les inicia un proceso administrativo o legal dependiendo la falta cometida”, manifestó De la Rosa Anaya.

Indicó que “todo el estado de fuerza policial, que asciende a siete mil 18 elementos, debe pasar los procesos del Centro de Evaluación y Control de Confianza, incluso desde que inician su formación policial en la Academia de Seguridad Pública del estado”.