El director y productor, Beau Willimon, señaló que la obra de teatro, “Los Juegos del poder”, que por primera vez se presentará en español en México, fue la pieza que le abrió las puertas en Hollywood, y posteriormente crear la afamada serie “House of Card”.

Este martes, en rueda de prensa, el estadounidense presentó el estreno oficial de la obra que tendrá temporada del 29 de octubre al 8 de enero de 2017, en el Teatro Julio Prieto, y destacó que cuando escribió la obra, hace 12 años, nunca pensó que llegaría a traducirse, y menos en una gran producción como la que se verá en México.

También reconoció la labor del elenco: “Mi obra son solo palabras en una hoja, los actores son quienes la traen a la vida y la hacen respirar”.

De acuerdo con Beau, la pieza fue escrita en 2004, cuando el director tenía 26 años, después de haber participado en varias campañas políticas por hobby. El proceso creativo duró un periodo de dos semanas y tuvo como inspiración a uno de sus mejores amigos.

“Él era como el personaje principal de la obra, comenzó a tener mucho éxito en el ambiente político a una edad muy joven, vi cómo tenía que tomar decisiones muy difíciles en niveles muy altos del poder, cuestiones éticas que eran complicadas.

Al observar cómo su amigo lidiaba con todas estas situaciones se dio cuenta que las personas en la política no se vuelven monstruos de la noche a la mañana, eso ocurre con el paso del tiempo, y hay momentos clave en los que toman decisiones que erosionan su moral. “Para mí ése es el tema más importante de la obra”.

Beau recordó que en su momento fue difícil montar al obra, pues al principio nadie quería tomar su propuesta, fue rechazada de 40 teatros diferentes. Hasta 2006, al calor de los debates políticos en torno a la campaña de Obama, la gente comenzó a interesarse en la obra.

“En un golpe de suerte hubo personas como Leonardo DiCaprio que se interesaron en llevar esta obra a una adaptación para el cine, sólo así pasé de ser un dramaturgo oscuro en Nueva York a ser alguien importante”, detalló.

Reconoció que hasta ahora su trabajo más reconocido es “House of cards”, pero gracias a ese proyecto han logrado que se vean otros textos de su autoría, como “Los juegos del poder”. “Yo empecé en teatro y esa es mi casa”.

A más de una década de haber concebido la obra de teatro, considera que aún está vigente, especialmente por el tema político que actualmente se desarrolla en Estados Unidos.

“Lo que me parece interesante de ver mi obra alrededor del mundo es que haya temas universales como corrupción, moral, aunque habla de policía en Estados Unidos, en diferentes países se puede identificar”.

A su vez, el productor Eduardo Naranjo dijo que la obra es interesante por la temática y también porque en México se necesita buen teatro y nuevos textos, producciones arriesgadas que involucren no solo contextos nacionales, sino también internacionales.

“El tema electoral estadunidense es un pretexto para plantear esta dinámica de juegos de poder, de cómo se mueven las cosas en esa esferas, creo que lo interesante es el movimiento fugaz de los personajes durante una campaña, el esquema psicológico y las estrategias de cada uno”.

Julio Betherly, también productor, opinó que siempre es más difícil montar una obra por segunda vez, por lo que es importante este proyecto; en tanto, Santiago Stepehs, quien completa la terna de producción, señaló que la obra aborda el poder desde los medios, y es un reflejo de lo que también acontece en la sociedad mexicana.

El elenco de “Los juegos del poder” se conforma por Tony Dalton, Marco Treviño, Santiago Stephens, Lorena del Castillo, Jesús Zavala y Roberto Cavazos.