Los participantes en las Zonas Económicas Especiales (ZEEs) podrán contratar coberturas contra manifestaciones sociales que puedan afectar las inversiones, como el conflicto magisterial o inconformidades de ejidatarios, entre otros, una figura nueva en el país.

“Eso es algo que no hemos utilizado en México y que podemos empezar a aprovechar, y creemos que en las ZEEs es un buen lugar para hacerlo, dado que las inversiones se hacen en zonas que tienen cierta tensión social, rezago social, y pensamos que es el instrumento adecuado”, dijo el director general del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), Abraham Zamora.

Tras participar en el foro “Impulsando a México. Crecer en tiempos de desafíos”, organizado por Grupo Financiero Interacciones, precisó que estas coberturas las ofrece el Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA, por sus siglas en inglés) del Banco Mundial y se brindarán por medio del banco de desarrollo mexicano.

En entrevista, estimó que estas coberturas podrían comenzar a operar hacia mediados del próximo año, cuando se hagan los concursos para los administradores integrales, y posteriormente cuando comiencen a llegar los inversionistas a las ZEEs.

“Tenemos dos momentos en los que se puede utilizar. Primero, hacia mediados del próximo año se prevé que se hagan los concursos para los administradores integrales, ahí lo que estamos buscando es que MIGA, Banco Mundial, pueda ofrecer este producto en su menú de productos para los administradores integrales que participen en las licitaciones, y después cuando ya haya administraciones integrales, cuando empiecen a llegar los inversionistas de manera directa”, dijo.

El director general de Banobras explicó que el único requisito que deben cumplir es que participen empresas internacionales en el proyecto para que pueda aplicar.

Indicó que el costo y la cobertura que tendrán los proyectos dependerán de la protección que desee el contratante, que podrá ser el administrador de las ZEEs, el inversionista o incluso los gobiernos locales, y podrá utilizarse en cualquier proyecto incluyendo la parte energética.

“Es como una garantía adicional y al final el inversionista es el que mide su riesgo y cree que conviene proteger más el proyecto lo puede comprar”, puntualizó.

Por su parte, el titular de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las ZEEs, de la Secretaría de Hacienda, Gerardo Gutiérrez Candiani, comentó que estas zonas contarán con recursos del orden de cinco mil millones de pesos para el presente año.

Ello, derivado del Presupuesto Federal, así como por inversiones de los estados y de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Respecto a la posibilidad de que inversionistas chinos puedan manejar las ZEEs, señaló que “vamos a estar abiertos a cualquier tipo de inversión. Los empresarios que tengan experiencia en la administración de las ZEEs van a poder participar, de cualquier país”.

No obstante, manifestó que dentro de las bases se impulsará que haya una participación importante del sector empresarial regional, porque ellos son los que van a cuidar mejor las zonas.

“Pero adicional a eso, la autoridad va a tener mucho cuidado de que no se distorsione, que a la hora de que se concesione no se maneje de manera como no queremos, que realmente las zonas contribuyan al desarrollo regional y que no generen competencias desleales”, puntualizó.

Ambos funcionarios exhortaron a potenciales inversionistas a confiar plenamente en el proyecto y decidirse a participar en su desarrollo, ya que está respaldado por un marco legal que garantiza su viabilidad más allá de la presente administración federal.