Luego de la fuga de gas que se registró en algunas delegaciones y dejó sin servicio a varias personas, la Asamblea Legislativa acordó solicitar al gobierno capitalino un informe sobre los contratos con las empresas implicadas en el caso.

En un punto de acuerdo, el vicecoordinador de los asambleístas del PAN, Luis Mendoza, dijo que estos datos son necesarios para conocer los protocolos aplicados y el plan de acción para saber si las condiciones de los ductos ponen en riesgo la seguridad de los habitantes.

En caso de negligencia, dijo, el informe servirá para definir sanciones en contra de las empresas involucradas. Además señaló la necesidad de conocer la ubicación geográfica de la red de abasto y distribución de gas natural en la ciudad.

En el documento se solicita a las secretarías de Obras y Servicios y de Protección Civil, que de manera coordinada y dentro del ámbito de sus atribuciones, envíen a esta soberanía todo lo relacionado con las fugas de gas que se registraron en días pasados.

El legislador del Partido Acción Nacional (PAN) argumentó que es imperativo frenar la operación de las empresas que realizan obras sin los permisos necesarios y sin reportar a las autoridades la precisa ubicación de su infraestructura subterránea.

Agregó que los vecinos han denunciado que las empresas a cargo de perforaciones no cumplen con la obligación de reparar dichos elementos de la vía pública, lo que produce que con el tiempo esas zanjas se conviertan en baches.

A su vez, la presidenta de la Comisión de Protección Civil en la Asamblea Legislativa, Janet Hernández Sotelo, mencionó que tan sólo en los primeros cuatro bimestres de este año, el Cuerpo de Bomberos ha tenido que atender seis mil 451 asistencias de fuga de gas.