La Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación dio a conocer los requerimientos presupuestales y administrativos del Tribunal Federal de Justicia Administrativa y de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

El presidente de esta instancia legislativa, Luis Maldonado Venegas, informó que el TFJA solicitó un aumento de 386 millones de pesos para el Presupuesto 2017 con el propósito de implementar el Sistema Nacional Anticorrupción, mientras que la ASF pidió que no se recorten sus ingresos, ya que esto afectaría la operación del ordenamiento de fiscalización.

En reunión de trabajo con el titular de la Unidad de Evaluación y Control de la ASF, Alejandro Romero Gudiño, el diputado destacó que el presupuesto para ambos organismos que se apruebe servirá para crear 342 plazas destinadas a la operación de las salas del TFJA, y 224 para tareas de fiscalización.

En su intervención, el diputado priista Fidel Almanza Monroy expuso el informe sobre el estatus de la obra de la nueva sede de la ASF, en donde precisó que está dividida en dos etapas. Una, para cimentación de seis niveles de estacionamiento y oficinas, que ya ha sido concluida.

La otra etapa estará enfocada a la terminación del edificio, la cual está en proceso de construcción. Al respecto, el diputado preguntó a Alejandro Romero Gudiño, titular de la Unidad de Evaluación y Control (UEC) de la ASF ¿en qué fecha se tiene previsto el término de la obra?

En este tema, la diputada Claudia Sofía Corichi García (Movimiento Ciudadano), opinó que esta obra debe ser “ejemplo de la austeridad y el gasto responsable de los recursos”.

Al dar respuesta a los diputados, el titular de la UEC señaló que se tiene previsto que la nueva sede de la ASF se finalice el primer trimestre de 2017. Sin embargo, propuso a los integrantes de la comisión reunirse con la ASF para que este órgano fiscalizador dé datos sobre la edificación.

La diputada Alicia Barrientos Pantoja informó que presentará observaciones respecto al presupuesto, ya que la estructura administrativa en niveles medios y superiores absorbe la mayor proporción de los recursos: 115 millones de pesos mensuales, que representan el 64.7 por ciento del total del presupuesto mensual.

Añadió que en el mes de septiembre, la Unidad General de Administración de la ASF poseía 68 vacantes, cuya ocupación ha presentado tardanza.

Asimismo, los altos niveles tienen a su cargo 1.5 subordinados por cada plaza de mando, es decir, existen demasiados jefes; por ello, es necesario reasignar funciones en estos puestos, que permita aumentar el personal operativo.

Por su parte el diputado independiente, Manuel Jesús Clouthier Carrillo, coincidió en que es fundamental analizar detalladamente en qué manera ejerce los recursos la ASF y garantizar que los distribuya de forma eficiente.