La diputada Sara Paola Galico Félix Díaz presentó una iniciativa para reformas las leyes General de Educación y de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes encaminadas a combatir el acoso escolar, conocido como bullying.

Destacó que en el país la protección de los derechos de los niños, niñas y jóvenes ha aumentado en la medida que se detectan amenazas que ponen en riesgo su desarrollo físico y psicológico, sobre todo en espacios donde socializan con sus semejantes y un universo de personas con quienes deben tener contacto.

Para combatir el bullying, dijo, se requiere de la participación de diversos actores que trabajen de manera interdisciplinaria, regidos por un marco jurídico diseñado para atender la problemática específica que se presenta en la población infantil, y en donde se establezcan las obligaciones de los tres niveles de gobierno.

Uno de los ambientes de convivencia en donde pasan gran parte de su tiempo son las aulas escolares, agregó, donde los niños mexicanos asisten en promedio 800 horas anuales; los jóvenes de 15 a 29 años tienen una estadía promedio de 5.3 años en educación y formación.

Por lo que es necesario, apuntó, que cuenten con los elementos necesarios para que el proceso de aprendizaje se lleve a cabo dentro de ambientes sanos y propicios para su desarrollo.

La legisladora del Partido Verde alertó que el acoso escolar tiende a convertir el espacio académico en un entorno hostil, en donde los estudiantes dejan de concentrarse en el aprendizaje y la sana convivencia, para defenderse continuamente de ataques hacia su persona.

Consideró que el tema no es menor ya que en septiembre de 2015 México ocupó el primer lugar a nivel internacional en casos de bullying, con un total de 18 millones 781 mil 875 casos.

Para 2016, añadió, el fenómeno escaló en cifras y consecuencias, puesto que ya no sólo se trata de actos de acoso, sino las consecuencias que desencadena. “Ejemplo de ello son los casos de acoso que han terminado, desafortunadamente, con la pérdida de vidas de quienes los sufrieron”, comentó.

Indicó que el avance de las tecnologías de la información debe permitir alternativas para quienes son amenazados y abusados, privilegiando los mecanismos de prevención y atención inmediata para los casos de bullying, atendiendo la obligación que tiene el Estado para proteger los derechos de niñas, niños y adolescentes, estipulada en el Artículo 4 constitucional, y en el Artículo 1, fracción III y V, de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

La iniciativa, explicó la legisladora, pretende modificar la obligación del Estado en materia de defensa de los derechos del niño, en cuanto a incluir un vínculo especialmente insertado para la denuncia de actos de acoso escolar o bullying.

Toda vez que ante el aumento de estos casos, aseveró, es necesario que alumnos, profesores, padres de familia o tutores y autoridades cuenten con un canal de comunicación que permita prevenir y atender ese fenómeno, ponderando el derecho constitucional de los niños y jóvenes a contar con el ambiente necesario para su desarrollo integral.