La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) solicitó a los titulares de la Secretaría de Gobierno, Patricia Mercado, y de la Procuraduría General de Justicia, Rodolfo Ríos Garza, un informe sobre el avance de las acciones impulsadas contra la explotación sexual y el tráfico de mujeres, niñas y niños.

El punto de acuerdo presentado por la diputada Elizabeth Mateos Hernández, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), establece que en los últimos años se han puesto en marcha diferentes acciones, como la revisión y cierre de clubes nocturnos, conocidos como “Table Dance”.

Lo anterior, dijo la presidenta de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables en la ALDF, a fin de prevenir y erradicar el delito de trata; por lo que es necesario conocer los avances alcanzados.

Recordó que en congruencia con la visión de una Capital Amigable y en el marco de la “Estrategia 30-100 contra la violencia hacia las mujeres en el transporte y espacios públicos”, el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, anunció el primer refugio especializado para mujeres, niñas y niños víctimas de trata.

Lo anterior, a fin de revertir las estadísticas que ubicaban a la Ciudad de México en el primer lugar en número de detenciones por ese delitos, con 33.97 por ciento, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), publicados en la Revista Internacional de Estadística y Geografía (2010-2013).

Refirió que el Reporte de Tráfico de Personas 2014, documento publicado por el Departamento de Estado de Estados Unidos, clasifica a los países en cuatro niveles de acuerdo con las acciones y compromisos nacionales e internacionales en el ataque a la trata de personas.

El organismo, abundó, colocó a México en segundo nivel y consideró que el gobierno ha realizado ciertos esfuerzos para erradicarlo, prevenirlo y sancionarlo, sin llegar a cumplir eficientemente con los mínimos estándares para su efectivo combate.

En tribuna, la asambleísta mencionó que a pesar de los esfuerzos, en México 266 mil 900 personas son víctimas de trata con fines de explotación, principalmente sexual y laboral.

Según el documento referido, detalló la legisladora, en números absolutos, México se encuentra en el lugar número 18 de más de 160, cuya situación fue analizada.

La también vocera de la bancada perredista en la ALDF destacó la importancia de atender el contenido del Protocolo de Palermo, el cual indica que para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas es necesario prestar especial atención a las mujeres, niñas y niños.

Asimismo, establece proteger y ayudar a las víctimas respetando sus derechos humanos y promover la cooperación entre los Estados Parte para lograr los referidos fines.

“El tráfico de mujeres o menores implica un negocio ilícito global que vulnera los derechos humanos, atenta contra la vida, la integridad, la libertad y la dignidad de las personas y tiene un claro componente de género, al ser sus víctimas mayoritariamente mujeres”, concluyó Elizabeth Mateos.