El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, solicitó a los diputados su apoyo para que en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017 se le destinen seis mil millones de pesos para obras de infraestructura.

El mandatario estatal, quien tomó protesta como gobernador constitucional el pasado 25 de septiembre, consideró que esas obras son indispensables para el desarrollo económico, turístico y social de la entidad.

En conferencia de prensa celebrada en el Palacio Legislativo de San Lázaro, confió en que antes de que concluya el año tendrá los resultados de las auditorías por los 22 mil millones de pesos de deuda bancaria y los tres mil millones que se deben a proveedores.

Se revisa todo lo relacionado con el endeudamiento público, que en total suma 25 mil millones de pesos, pero advirtió que con seguridad aparecerán otros endeudamientos en la medida en que se continúa con esta revisión en cada una de las dependencias estatales.

“Habrá que terminar esta revisión y no solamente habrá que hablar del exgobernador (Roberto Borge), sino de todos quienes estuvieron en alguna de las diferentes posiciones en las que hay responsabilidad, pero derivado de las revisiones que estemos haciendo y las auditorías que vayamos avanzando”, declaró.

“La auditoría que más estamos revisando es la de los 22 mil millones de pesos del endeudamiento bancario, para ver cuáles son las obras que están detrás de cada uno de estos miles de millones de pesos que fueron invertidos en el estado. Esa revisión es, probablemente, la que mayores resultados dará para iniciar una investigación”, abundó.

Joaquín González señaló que si no se “aprieta el paso” con relación a las finanzas públicas de la entidad, se podría llegar a una quiebra; sin embargo, dijo que por fortuna Quintana Roo da muchas oportunidades para el crecimiento y desarrollo, sobre todo en la zona norte que es la zona turística como Cancún.

El gobernante reconoció que el sistema financiero que se aplicó en la administración de Borge Angulo “es contraria, es problemática”, pues se tienen dos mil 500 millones de pesos de déficit, por lo que “se deberá de trabajar muy fuerte en el plan de austeridad para salir adelante”.

Carlos Joaquín consideró que lo más importante para la entidad es trabajar en la inversión, para que genere empleo y desarrollo económico, y recordó que hace unos días inauguró dos hoteles que generan aproximadamente cuatro mil nuevos empleos para familias en los municipios de Puerto Morelos y Benito Juárez.

También dijo que otra prioridad es crear un sistema de seguridad que proteja tanto a las familias de Quintana Roo, como los visitantes nacionales y extranjeros “porque quien busca unas vacaciones, seguramente busca un destino seguro”.