Una fuga de gas impidió el normal funcionamiento de una nueva jornada de la Feria Internacional del Libro de Santiago (Filsa) 2016, en la que México es invitado de honor en esta oportunidad.

Unas mil 500 personas fueron desalojadas de manera fluida y normal del Centro Cultural Estación Mapocho, donde es realizada la presente versión de la Filsa, aseguraron fuentes de la organización a Notimex.

En ese sentido el presidente de la Cámara chilena del Libro, Alejandro Melo, aseguró que “hicimos una evacuación preventiva a indicación de los bomberos, y ahora estamos esperando los últimos informes de las autoridades para saber cuándo volver a abrir”.

Pese a que el Cuerpo de Bomberos de Santiago autorizó el normal funcionamiento durante la tarde de Filsa, la organización prefirió cerrar la feria este martes y reabrir sus puertas al público a primera hora de mañana miércoles.

“A nosotros nos avisaron de que se estaba produciendo esta fuga de gas en el sector aledaño al recinto y hubo público en la estación que lo detectó, y en una primera medida entre bomberos y Carabineros nos pidieron desalojar el centro cultural”, detalló Melo.

La emanación de gas tuvo lugar en una construcción cercana al recinto, ubicado en el sector centro de la capital chilena, donde una maquinaria rompió una tubería de gas, lo que produjo el incidente que generó la suspensión de las actividades de este martes.

Respecto a las actividades que faltaban por desarrollarse durante la tarde, Melo afirmó que “las actividades de hoy se cancelaron, pero a partir de mañana toda la feria estará funcionando normalmente, como indica el programa cultural”.