El debate electoral en Estados Unidos refleja una ruptura social, política y cultural en la sociedad, que demuestra que la democracia está llegando a una crisis profunda a nivel mundial, advirtió el politólogo Fernando Giraldo.

La crisis de la democracia puede provocar que en Estados Unidos haya un “voto oculto o vergonzante” a favor del candidato republicano Donald Trump en las elecciones del 8 de noviembre próximo, señaló Giraldo a Notimex.

Giraldo, quien es doctor en Ciencias Políticas de la Universidad de París y profesor investigador de varias universidades de Colombia, insistió que en Estados Unidos puede aparecer un voto oculto a favor de Trump.

La única opción para que el candidato presidencial republicano no gane es que la abanderada demócrata, Hillary Clinton, logre ampliar la diferencia y evitar sorpresas, como las que vivió Colombia con la consulta.

Giraldo opinó que, independientemente del ganador de las elecciones de noviembre próximo, lo que vive la sociedad estadunidense es una “ruptura social, política y cultural, que nunca antes se había visto en la historia de Estados Unidos.

El politólogo afirmó que la democracia está “llegando a una crisis profunda a nivel internacional, que también se expresa en Estados Unidos”.

“La crisis se da porque hay una pérdida de elementos referentes que antes se anclaban en la democracia para vivir en paz, para vivir con un mínimo de igualdades, de oportunidades y garantizando la vigencia de la libertad”, añadió.

Aseveró que en el mundo están tomando fuerza las “líneas autoritarias, fundamentalistas, un poco moralistas, ortodoxas, que toman relevancia en el mundo con argumentos sociales”.

“Como estamos en un debilitamiento de las condiciones sociales de muchos países en el mundo, incluyendo Estados Unidos, sale a flote el reclamo a través de la expresión política, como son las elecciones”, subrayó Giraldo.

La expresión política de inconformidad es “capitalizada en el mundo por sectores autoritarios supremamente ortodoxos, radicales, que cada vez toman más fuerza en la opinión pública”, apuntó.

“Lo que hay en Estados Unidos es un proceso que ya se había iniciado desde antes, un proceso de ruptura, de estancamiento de la democracia. Por un lado, los ciudadanos quieren unas cosas, pero por el otro, las instituciones quieren otras”, dijo el catedrático.

Además “hay un desarreglo completo en el funcionamiento institucional y esto se ve reflejado en la campaña electoral, en donde aparecen todas las posturas xenofóbicas (...) de odio a lo extranjero, a lo diferente y lo que es diferente es por ser negro, latino, chinos o rusos”, abundó.

Giraldo consideró que en Estados Unidos nuncia se había registrado una campaña política tan pobre, sin argumentos, lo cual “tendrá consecuencias gravísimas en el futuro en la sociedad norteamericana”.

Estimó que un eventual triunfo de Clintón beneficiará a América Latina, porque va mantener la línea de respeto a la soberanía que aplicó el presidente Barack Obama, “en un esquema de Estado-Nación, que en el sistema internacional, son iguales jurídicamente”.

Pero si el ganador de las elecciones es Trump, sería “algo muy catastrófico para América Latina, en donde ya hay una tendencia hacia la derechización”.