El Gobierno de la República saludó el anuncio de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), de que del 9 al 12 de noviembre se llevará a cabo la primera visita al país del relator para México, comisionado Enrique Gil Botero.

El relator para México de la CIDH tiene bajo su responsabilidad el mecanismo de seguimiento a las medidas cautelares dictadas para el caso de los 43 alumnos de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, desaparecidos en Guerrero.

Al respecto el Gobierno de la República reafirmó su compromiso indeclinable con la búsqueda de la verdad en ese caso, la atención a las víctimas, así como con la promoción y la protección de los derechos humanos en México.

Las secretarías de Relaciones Exteriores y de Gobernación, así como la Procuraduría General de la República (PGR) señalaron que, en particular, el gobierno reconoce el hecho de que esa comisión haya avanzado en los preparativos administrativos correspondientes.

En un comunicado conjunto agregaron que esos avances harán posible el inicio formal de las actividades del esquema de seguimiento.

De la visita anunciada por la CIDH destaca que se da en el marco del referido esquema, tal y como fue acordado en julio por el Estado Mexicano y los familiares de los jóvenes desaparecidos, así como sus representantes.

Ello se refleja en la resolución de seguimiento de las medidas cautelares Número 42/16, emitidas el 29 de julio pasado, destacaron las dependencias.

Cancillería, Gobernación y la procuraduría señalaron que el comisionado Enrique Gil Botero será recibido por las autoridades correspondientes del Gobierno de México, las que le informarán puntualmente sobre los avances en las investigaciones.

También respecto a las acciones de búsqueda y de atención a las víctimas; el coordinador del mecanismo de seguimiento sostendrá, igualmente, reuniones con los padres de esos estudiantes y sus representantes.