México concluyó con el refinanciamiento de la totalidad de obligaciones de deuda externa programadas para 2017, tras una operación en euros realizada este martes en los mercados internacionales, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La dependencia federal dio a conocer que realizó hoy una operación de refinanciamiento de pasivos en los mercados internacionales a través de la emisión de un total de mil 900 millones de euros a ocho y 15 años, a través de la cual el gobierno federal fortalece su posición financiera, sin incurrir en endeudamiento neto adicional.

Resaltó que también se extiende el perfil de vencimiento de la deuda externa aprovechando los bajos niveles de tasas de interés en el mercado de euros y se concluye con el refinanciamiento del total de las amortizaciones de deuda externa del gobierno de la República previstas para 2017.

Las condiciones alcanzadas en esta transacción, así como la extensa participación de los inversionistas, reflejan la confianza en el manejo macroeconómico y de finanzas públicas del país, subrayó en un comunicado la Secretaría de Hacienda.

Detalló que los recursos de la operación realizada este martes serán utilizados para el pago anticipado de un bono en euros con una tasa cupón de 4.25 por ciento con vencimiento en julio de 2017 por un monto de 640 millones de euros.

De igual forma, para refinanciar otras obligaciones de deuda externa de mercado con vencimiento en mayo y junio de 2017 por un monto equivalente a 440 millones de euros.

Además, para refinanciar obligaciones en moneda extranjera contratadas tanto con organismos financieros internacionales, entre ellos el Banco Interamericano de Desarrollo, Banco Mundial y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, como con agencias bilaterales como la Agencia Francesa de Desarrollo y el Banco Alemán de Desarrollo, programadas a lo largo de 2017 por un monto equivalente a 820 millones de euros.

Esta transacción, junto con la realizada en agosto pasado para refinanciar el vencimiento de un bono por un monto de dos mil 760 millones de dólares con vencimiento en enero de 2017, le permite al gobierno federal concluir con el refinanciamiento de la totalidad de sus amortizaciones en moneda extranjera, tanto de mercado como con instituciones y organismos internacionales, programadas para el próximo año.

Afirmó que esto ofrece a México flexibilidad para continuar con el monitoreo de las condiciones en los diferentes mercados y aprovechar ventanas de oportunidad que permitan continuar mejorando el perfil de vencimientos de su deuda.

Apuntó que los recursos se obtuvieron de la emisión de un nuevo bono de referencia en euros a ocho años con vencimiento en 2025, por un monto de mil 200 millones de euros y la reapertura del bono en euros a 15 años con vencimiento en 2031, por un monto de 700 millones de euros.

El nuevo bono a ocho años otorgará un rendimiento al vencimiento de 1.489 por ciento y pagará un cupón de 1.375 por ciento, añadió la dependencia.

Destacó que esta es la emisión en euros a un plazo similar con el cupón y rendimiento más bajo en la historia de México.

La reapertura del bono de referencia a 15 años ofreció un rendimiento al vencimiento de 2.20 por ciento, también el nivel mínimo histórico a este plazo, y un cupón de 3.375 por ciento, anotó.

Indicó que la emisión tuvo una demanda total de aproximadamente cuatro mil 950 millones de euros, equivalentes a 2.6 veces el monto emitido, con una participación de más de 375 inversionistas institucionales de América, Europa, Asia y Medio Oriente.

“Esta fuerte demanda, así como la diversidad de los inversionistas que participaron en la transacción, reflejan la confianza de la comunidad financiera internacional en los fundamentos macroeconómicos de México y el buen manejo de la deuda pública del gobierno de la República”, añadió.

La SHCP reiteró el compromiso del gobierno de México de utilizar el endeudamiento público de manera responsable y en congruencia con los objetivos de política pública necesarios para contar con finanzas públicas sanas, elemento indispensable para el crecimiento económico.