La caída del precio del petróleo y la falta de inversión en la exploración y producción, han afectado la operación de poco más de 160 de 300 barcos dedicados a la actividad petrolera, afirmó el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria del Transporte Marítimo (Cameintram), Luis Ocejo.

Ello, además ha impactado en el empleo, ya que se han liquidado entre 180 y 200 personas por empresa; aproximadamente mil se han quedado sin su fuente laboral, aunque, aún no se ha observado el cierre de compañías.

Sin embargo, algunas firmas ya presentan problemas financieros, debido a la falta de ingresos y problemas de pagos para poder sobrevivir, sostuvo.

“El balance es malo, muy malo; hay una cantidad de barcos que no tienen empleo y lo peor es que en el corto plazo no hay un cambio importante que podamos ver”, expresó.

En entrevista, Ocejo expuso que cinco mil millones de dólares, que serían aplicados en diversos activos, se encuentran detenidos, a pesar de la reforma energética, con la que se espera la llegada de más empresas que detonarían el sector.

“Hay varias empresas dentro de la Cámara que tienen sus activos parados. La inversión no fue de un año para otro, sino que de hace tres o cuatro años para prepararnos hacia el futuro”, abundó.

Bajo este panorama, comentó, ya se encuentran en pláticas con la Coordinación de Puertos y Marina Mercante (CPMM), a cargo de Guillermo Ruiz de Teresa, para poder reducir los costos que se aplican a las navieras a pesar de estar paradas.

Puntualizó que este tipo de embarcaciones se encuentran en Tampico, Campeche y Tabasco, entre otros lugares.