El ministro de Defensa de Venezuela, general Vladimir Padrino, afirmó hoy que la intención de la declaración legislativa es crear “caos y anarquía” y negó que el presidente Nicolás Maduro haya dado un “golpe de Estado”.

Padrino rechazó el acuerdo aprobado por la mayoría opositora en la Asamblea Nacional que responsabilizó al presidente Maduro de haber dado un "golpe de Estado" y dijo que lo que el legislativo pretende es promover el derrocamiento del mandatario.

“Sorprende que los diputados que aprobaron este acuerdo acudan a instancias internacionales solicitando su intervención en asuntos que solo competen a los venezolanos, bajo el fatuo argumento de una alteración del orden constitucional, mediante un supuesto golpe de Estado, que en modo alguno se ha llevado a cabo”, dijo el general.

“En efecto, no se ha producido ningún acto de fuerza que obligue a la invocación a la Constitución", aseguró en una declaración.

Padrino leyó el comunicado ante las cámaras rodeado por sus mandos militares, todos con uniformes de combate.

Afirmó que la declaración de la Asamblea “no es más que un mecanismo subrepticio y perverso para promover el injerencismo o, incluso, la irrupción de una potencia extranjera en territorio patrio con la que aspiran de forma vil materializar sus oscuras ambiciones de poder".

Afirmó que su propósito "no es otro que afectar gravemente la constitucionalidad mediante el caos y la anarquía para finalmente derrocar al gobierno legítimamente establecido de Nicolás Maduro, que para nosotros no es una parcialidad política sino el comandante en jefe de la Fuerza Armada".

Padrino respondió al acuerdo legislativo aprobado el domingo por la mayoría opositora en la Asamblea, mediante la cual acusó a Maduro de haber dado un golpe de Estado a los venezolanos, al acusarlo de ser responsable de la suspensión del referéndum para revocar su mandato.

El proceso de la consulta fue suspendido cuando la oposición se preparaba para recolectar las firmas de electores, debido a órdenes de tribunales penales que admitieron las denuncias del oficialismo sobre un supuesto fraude con las firmas recolectadas anteriormente.

Padrino dijo que en su acuerdo la Asamblea inmiscuyó a la Fuerza Armada en la polémica política y aseguró que al sector castrense se le exige respetar la Constitución cuando es lo que ha hecho todo el tiempo.

Agregó que el acuerdo de los diputados "en nada contribuye a la concordia, a la armonía y al entendimiento que se requiere para superar las dificultades" del país.

Padrino dijo que por la Constitución la Fuerza Armada es un cuerpo profesional sin militancia política y al servicio del país, por lo que "resulta un contrasentido que se busque involucrarla en una situación apartada de sus competencias".

"Más contrasentido es que se busque involucrarla en situaciones apartadas de sus competencias que obedecen a agrupaciones partidistas”, continuó.

“Más perniciosa es exigir desobediencia a los dictámenes de los poderes públicos legalmente constituidos, en un régimen democrático del cual es precisamente su más celoso defensor", aseveró.

El jefe militar recalcó que a la Fuerza Armada "no se le puede exigir lo que no ha dejado de hacer, que es respetar y defender la Constitución".