Funcionarios y comisionados de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que integran el Mecanismo de Seguimiento de la Medida Cautelar relacionada con el caso Iguala, realizará su primera visita a México el próximo mes de noviembre, anunció hoy el organismo hemisférico.

Será durante la visita de cuatro días a partir del próximo 9 de noviembre cuando el mecanismo hará la presentación pública de su plan de trabajo, que tendrá una duración de 12 meses e incluirá labores de recopilación de información y documentación.

La comisión explicó que el plan también incluirá la frecuencia con que la que los integrantes del mecanismo pretenden realizar las visitas regulares a México y por el tiempo que resulte necesario para su labor.

Indicó que durante esta primera visita los integrantes realizarán reuniones bilaterales con actores clave para garantizar su funcionamiento, además de realizar un encuentro con los familiares de las estudiantes de la escuela rural “Raúl Isidro Burgos”.

El propósito de ese encuentro será explicarles sus funciones y metodologías, en el marco de la verificación del cumplimiento de las recomendaciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

El mecanismo es coordinado por el relator de la CIDH para México, Enrique Gil Botero, y cuenta con el apoyo de los especialistas técnicos de la Secretaría Ejecutiva de la CIDH.

Para esta visita el comisionado Gil estará acompañado por el presidente de la CIDH, el comisionado James Cavallaro, y el secretario ejecutivo, Paulo Abrão, quienes tendrán actividades tanto en la Ciudad de México como en Ayotzinapa.

Cavallaro dijo que la CIDH “tiene la expectativa de que las recomendaciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) sean debidamente cumplidas” y el mecanismo sirve para dar seguimiento al progreso en su implementación.

El establecimiento del Mecanismo de Seguimiento fue acordado entre los peticionarios de la medida cautelar y el gobierno mexicano el pasado 29 de julio y fue adoptado por la CIDH mediante una resolución.

La misma establece que el objetivo es dar seguimiento a las recomendaciones formuladas por el GIEI en sus dos informes, así como en el marco de la medida cautelar, principalmente la Resolución 42/16.