La Cuarta Muestra de Cine Mexicano Independendiente en Buenos Aires comenzará en la capital argentina el próximo 3 de noviembre, con la exhibición del documental “Mirar morir”, del director Coizta Grecko.

En esta nueva edición también se programaron las obras “Familia Gang”, de Armando Casas; “Tiempo suspendido”, de Natalia Bruschtein, y “Margarita”, de Bruno Santamaría.

Los cuatro directores forman parte de la nueva generación que alimenta al cine mexicano contemporáneo con obras de ficción o documentales, estrenadas en los últimos dos años.

Grecko, por ejemplo, reconstruyó en “Mirar morir” la trágica noche del 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, en la que desaparecieron 43 estudiantes de la escuela rural “Isidro Vargas” de Ayotzinapa.

En “Familia gang”, Casas desarrolla una comedida en torno a un político mexicano que planea un montaje para presumir la captura de un famoso criminal, pero todo se va saliendo de control.

Con “Tiempo suspendido”, Bruschtein regresa al género documental para indagar sobre la memoria en un trabajo que une a México y Argentina en el tema de los desaparecidos.

La cineasta nació en 1975 en Buenos Aires, pero se crió en México como parte de la oleada de exiliados de la década de los años 70, y es nieta de Laura Bonaparte, una Madre de Plaza de Mayo, que falleció en 2013.

También será exhibida “Margarita”, un documental en el que Santamaría graba a una mujer de la calle de la Ciudad de México y la relación que entabla con ella.

La Muestra es organizada desde hace cuatro años por la Cineteca Nacional de México y la organización argentina Visionado Cine con la intención de reunir las producciones de los cineastas mexicanos independientes contemporáneos más destacados.

En esta edición, habrá una charla introductoria, la proyección de un video con un breve mensaje o “streaming” con algunos de los realizadores y un debate posterior en torno al contenido, la forma e ideas generales que puedan desprenderse de cada filme.