La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) teme que se recrudezcan los bombardeos aéreo rusos en Siria que “exacerbarían el sufrimiento humanitario en Alepo”, afirmó hoy aquí el secretario general de la organización, Jens Stoltenberg.

La inquietud está motivada por el actual despliegue hacia el Mediterráneo oriental de un grupo naval ruso que incluye un portaaviones.

“Este grupo de combate puede ser utilizado para aumentar la capacidad las operaciones militares de Rusia en Siria e incrementar los ataques aéreos contra Alepo. Esto exacerbará el sufrimiento humanitario” en la ciudad, alertó Stoltenberg, en la víspera de reunirse con los ministros de Defensa aliados, en Bruselas.

El secretario general dijo que la alianza transatlántica está acompañando la evolución de la situación “de manera comedida y responsable”.

Al mismo tiempo, urgió a Rusia a “que contribuya a una solución política, implemente el alto el fuego y detenga el bombardeo de Alepo”.

La semana pasada la OTAN inició su misión de vigilancia aérea en cooperación con la coalición internacional que combate el grupo extremista Estado Islámico (EI) en Siria e Irak.

“El primer vuelo (de la aeronave) AWAC de la OTAN en apoyo a la coalición ha tenido lugar la pasada semana, el 20 de octubre”, dijo el líder aliado en rueda de prensa.

“Varios vuelos” serán efectuados en el marco de esa misión, cuyo objetivo es “ayudar a la coalición a tener una mejor imagen aérea” y “hacer que los cielos sean más seguros”.

Stoltenberg no entró en detalles, pero aseguró que las aeronaves aliadas limitarán a la vigilancia y no participarán de actividades de combate.

“Estamos comprometidos con apoyar el momento de la coalición, de manera que el EI pueda ser derrotado de una vez por todas”, afirmó.

La misión aérea fue acordada por los líderes aliados durante su cumbre de Varsovia (Polonia), en julio.

Para evitar una escalada de tensión con Rusia, se ha determinado que los AWACS no penetrarán en Siria o Irak, sino que operarán a partir del territorio de Turquía o del espacio aéreo internacional sobre el mar Mediterráneo.

El líder aliado también anunció que la OTAN iniciará “en los próximos meses” la formación de fuerzas militares iraquíes en el propio país.

Un apoyo similar ya fue ofrecido por la alianza a los soldados iraquíes en Jordania, centrado en áreas como medicina de guerra y detección de explosivos.