En agosto de este año, los ingresos obtenidos por la prestación de los Servicios Privados no Financieros mostró un incremento real de 6.0 por ciento respecto a lo reportado en el mismo periodo del año pasado, informó el INEGI.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señaló que en dicho periodo el personal ocupado avanzó 2.9 por ciento, el índice de los gastos por consumo de bienes y servicios 11.6 por ciento y el de las remuneraciones totales se elevó 6.8 por ciento.

Detalló que los ingresos totales de los servicios profesionales, científicos y técnicos fueron los que reportaron el mayor avance con 13.0 por ciento, seguido del de transporte, correos y almacenamiento con 9.1 por ciento, y el de servicios de salud y de asistencia social con 8.0 por ciento.

En tanto, en el rubro del personal ocupado, el sector Transportes, correos y almacenamiento fue el que más avanzó, con 7.8 por ciento, y el de Servicios de esparcimiento, culturales, deportivos y otros servicios recreativos mostraron un incremento de 5.6 por ciento.

El instituto explica que en su comparación mensual, en el octavo mes de este año, los ingresos obtenidos por la prestación de los Servicios Privados no Financieros se redujeron 0.5 por ciento, de acuerdo con cifras desestacionalizadas.

En tanto, los Gastos por Consumo de Bienes y Servicios aumentaron 4.1 por ciento y la masa de las Remuneraciones Totales aumentó 0.9 por ciento frente al mes inmediato anterior; mientras que el Personal Ocupado se mantuvo sin cambio.

Subraya que por sectores los servicios profesionales, científicos y técnicos mostraron los mayores ingresos, de 6.4 por ciento, seguido de Servicios inmobiliarios y de alquiler de bienes muebles e intangibles con 3.3 por ciento y de Servicios de salud y de asistencia social con 2.1 por ciento.

Resaltó que en el rubro del Personal Ocupado el sector Servicios de esparcimiento, culturales, deportivos y otros servicios recreativos reportó el mayor incremento con 1.8 por ciento, seguido del de Servicios inmobiliarios y de alquiler de bienes muebles e intangibles creció 0.9 por ciento.