La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), informó que universitarios desarrollaron un prototipo de software avanzado, el cual busca satisfacer las necesidades de lectura, visibilidad y audición en entornos académicos, para personas con discapacidad visual y auditiva

Indicó que contribuye a la comunicación e interacción, mediante sistemas digitales, de personas con deficiencias visuales y auditivas.

La BUAP mencionó, que será una herramienta en exámenes de admisión de instituciones de educación superior, como una nueva forma de enseñanza-aprendizaje y gestión de habilidades cognitivas y físicas.

Resaltó que el prototipo forma parte de un proyecto en desarrollo que se sustenta en la investigación y diseño de un sistema alternativo de acceso a estudiantes con discapacidad, para favorecer su inclusión en la educación superior.

“Permite llevar a cabo tres acciones como es contestar un examen de opción múltiple mediante señas específicas realizadas por los usuarios con sus manos, mismas que serán identificadas por un Kinect (que forma parte del prototipo), que traduce y adapta el contenido de un examen”, acotó.

Añadió que lo anterior lo hace en formato de audio o visual (imágenes, textos, etcétera), para ser presentado según el perfil de usuario; y el registro del aspirante para desarrollar el examen, mediante la creación de un perfil en el que se indicará el tipo de discapacidad y necesidades del usuario.

Los estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Computación de la BUAP mencionó, que el proyecto se denomina “Sistema de examen adaptativo y aumentativo”, con el cual obtuvieron el primer lugar de la categoría Software avanzado en la Feria de Proyectos 2016, que organiza dicha unidad académica.

En su novena y última edición, los creadores Alexis Acocal Capilla y José Luis Galindo Cruz, universitarios demostraron la capacidad de este prototipo como sistema asistido para estudiantes.

Subrayaron que lo anterior es para alumnos que a pesar de contar con problemas físicos o cognitivos, tienen el deseo de estudiar una licenciatura para desarrollarse laboralmente, conseguir independencia y garantizarse una mejor calidad de vida.

La institución señaló que todo lo anterior surgió debido a que en México 6 por ciento de la población vive con algún tipo de discapacidad, de este segmento 27 por ciento son personas con dificultad para ver y 12 por ciento con problemas de audición.

Agregó que de ese total, los que tienen algún tipo de discapacidad visual, son los que más asisten a la escuela, según el INEGI, a partir de esto fue que los universitarios desarrollaron el prototipo.