El trabajo de los médicos no se concentra sólo en curar las enfermedades, sino en apostarle a la prevención y atención de sus pacientes antes de que sea demasiado tarde, señaló el especialista Homero Náñez Terreros.

En el marco de la celebración del “Día del Médico”, el neumólogo intensivista indicó que entender de fondo las necesidades de una sociedad que busca una mejor calidad y esperanza de vida, es lo que hace única a su profesión.

Consideró que la sensibilización con los pacientes se logra cuando el médico entiende las necesidades de los mismos y trabajan de la mano para erradicar el problema.

El también profesor del Servicio de Neumología y Medicina Crítica del Hospital Universitario "Dr. José Eleuterio González" de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), refirió que “la relación es médico–paciente porque siempre estamos para ayudar”.

Señaló que para lograr esa sinergia, se deben integrar el aspecto psicológico y el social.

Mencionó que en la sociedad actual los médicos no deben ser sólo aquellos que curan las enfermedades, sino apostarle a la especial atención de sus pacientes antes de que sea demasiado tarde.

“Conocer el cuerpo humano, conocer la mente, la forma en cómo reaccionamos los seres humanos, nos pone a los doctores en una posición distinta a la que pueda poner a un ingeniero”, expresó.

El médico enfatizó que “el objetivo principal de la medicina siempre se ha dicho que es quitar el dolor y el sufrimiento, pero tenemos que ir más allá, tenemos que prevenir y prevenir es evitar que sucedan enfermedades”.

Con una trayectoria de más de 25 años como médico, investigador y docente de la Facultad de Medicina y médico del Hospital Universitario , su mayor recompensa ha sido el agradecimiento de sus pacientes.

“El gratificante mayor, el más importante es que tú resuelvas el problema, que la gente te agradezca, eso no tiene precio”, puntualizó.