El ataque que militantes radicales islámicos efectuaron casi a la media noche de este lunes contra el Centro de Capacitación Policial en la occidental ciudad paquistaní de Quetta deja hasta el momento 59 muertos y 116 heridos.

El ministro del Interior del estado de Balochistan, Sarfraz Bugti, precisó que el ataque fue realizado por un grupo de tres hombres, quienes atacaron primero el puesto de control en la entrada.

El guardia pereció y luego los atacantes penetraron hasta las barracas, donde quedó el cuerpo de un militante que no alcanzó a activar el chaleco explosivo que portaba, indicó un reporte de GeoTV.

Las autoridades paquistaníes aseguraron que el ataque fue realizado en nombre del grupo islámico Lashkar-e- Jhangvi Al Almi, grupo yihadista sunita que actúa en la frontera entre Pakistán y Afganistásn.