El presidente ecuatoriano Rafael Correa reveló hoy que el grupo de ciberactivistas Anonymous atacó los sistemas de comunicación de la Presidencia, en aparente represalia por el corte en el servicio de internet a Julian Assange.

“Anonymus trató de hackear los sistemas de la Presidencia, de acuerdo a ellos, por haberle ‘suspendido’ el internet a Assange. Temo que, contrario a lo que canta Silvio Rodríguez, no han sabido asumir al enemigo”, indicó Correa en mensajes en la red social Twitter.

La semana pasada, el gobierno ecuatoriano suspendió el servicio de internet a Assange, fundador del portal de filtraciones WikiLeaks, quien está asilado desde hace cuatro años en la embajada ecuatoriana en Ecuador.

Assange es solicitado por la justicia sueca por cargos de abuso sexual, pero el activista australiano teme que de abandonar la legación ecuatoriana, sea detenido y entregado a Estados Unidos, donde está acusado de difundir información secreta.

La decisión ecuatoriana ocurrió luego que WikiLeaks publicara información reservada sobre los discursos de la candidata presidencial de Estados Unidos, Hillary Clinton, quien acusó a Rusia de estar detrás de la difusión de esos reportes.

En su cuenta de Twitter, la red Anonymous advirtió que si Ecuador bloqueaba el internet, ellos bloquearían las comunicaciones.

En tanto, el diario ecuatoriano El Universo indicó que la situación de Assange se convirtió en tema de la campaña electoral hacia la presidencia.

Los aspirantes a la presidencia conservadores Lucio Gutiérrez, Cynthia Viteri, Álvaro Noboa y Abdalá Bucaram Pulley, consultados por el diario, indicaron que, de llegar a la presidencia, le retirarían el asilo a Assange, al considerar que se han violado normas del asilo.

En contraste, los candidatos Paco Moncayo, Washington Pesántez, Guillermo Lasso e Iván Espinel, sostuvieron que mantendrían la condición de asilado para el australiano, por consideraciones de derechos humanos.

Por su parte, el oficialista Lenin Moreno no contestó.