Autoridades municipales festejaron con un pastel el cumpleaños 120 de Don Jesús Castillo Rangel, la persona más longeva de Quintana Roo.

La fiesta, a la que acudieron el alcalde de Othón P. Blanco, Luis Torres Yáñez y su esposa Faustina Canul de Torres, se llevó a cabo en la comunidad de Nicolás Bravo.

Hace dos años, en una entrevista que concedió en la misma fecha, Castillo Rangel recordó que en sus primeros años, en 1900, en el siglo XX, tuvo que abandonar a su familia y estado natal, para enrolarse a las filas de la Revolución, a lado del General Pimentel, con quien recorrió gran parte de la República.

Posteriormente se sumó a las fuerzas del Caudillo del Sur, Emiliano Zapata.

Entre sus anécdotas, dijo que en Huehuetán, un lugar del Pacífico, escuchó al “Caudillo del Sur”, quien les dijo que se tendría que reforzar la lucha porque existía la posibilidad de que la Revolución ganara, y serían herederos de todos los derechos de los mexicanos.

Ante habitantes de esta alcaldía, la delegada federal de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en Quintana Roo, Freyda Marybel Villegas Canche y regidores, el presidente municipal señaló que no es fácil llegar a cumplir 120 años.

En su mensaje, Torres Yañez sostuvo que Don Jesús Castillo Rangel es un vivo y claro ejemplo para todos, de lo que significa llevar una vida sana, activa y positiva.

Previo al canto de las tradicionales Mañanitas, el edil dijo que es grato y un honor para todos estar en la celebración pública, en la que felicitó por su cumpleaños 120 a Don Jesús Castillo Rangel, a quien deseo muchas bendiciones.

La localidad de Nicolás Bravo está en el municipio de Othón P. Blanco, a unos 72 kilómetros de la capital del estado de Quintana Roo, y tiene una población promedio de 3600 habitantes.

Se estima que más del 112 por ciento de la población habla alguna lengua indígena.