El expresidente uruguayo Jorge Batlle falleció este lunes, a los 88 años de edad, en el Sanatorio Americano, once días después de sufrir una caída que le provocó un traumatismo craneal, informaron medios locales.

Batlle, quien gobernó Uruguay de 2000 a 2005 y falleció la víspera de cumplir 89 años, nació en Montevideo en 1927, integrante de una familia de políticos que dio cuatro presidentes al país.

Durante su mandato, Uruguay enfrentó los efectos de las crisis económicas en las vecinas Argentina y Brasil, que condujeron al país a la recesión, ante la cual impuso un cierre bancario durante una semana que afectó las finanzas locales.

Ante la situación, Batlle recurrió a Estados Unidos, gobernado entonces por el presidente George W. Bush, que respaldó al mandatario uruguayo para obtener un crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI) para recapitalizar la banca estatal.

Durante su mandato, se creó la Comisión para la Paz, destinada a investigar denuncias sobre uruguayos detenidos desaparecidos durante la dictadura, que presentó en 2003 un informe sobre casos ocurridos en Uruguay, Argentina, Chile, Paraguay y Brasil.

Jorge Batlle estudió derecho y se sumó a la actividad política en 1958, cuando fue electo diputado por el Partido Colorado, cargo en el que se mantuvo hasta 1967.

Batlle era nuevamente diputado en 1973, cuando se produjo el golpe de Estado de Juan María Bordaberry, por lo que el político partió a Brasil, donde se dedicó al comercio.

En 1984 fue elegido senador, y en 1989 perdió en elecciones presidenciales ante el candidato del Partido Nacional, Luis Alberto Lacalle.

En 1999, ganó las elecciones presidenciales al candidato del Frente Amplio, Tabaré Vázquez, a quien entregó el mandato en 2005.

Aunque fue electo senador, Batlle se retiró de la actividad política, pero mantuvo la publicación de artículos sobre la coyuntura nacional e internacional.