Un total de dos mil 564 niños bajacalifornianos entregaron durante el último año juguetes como armas de plástico o alusivos a la violencia a cambio de juegos educativos y material deportivo como balones.

El titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), Daniel de la Rosa Anaya, aseguró que los infantes se han unido a la campaña que fomenta la administración estatal a través de esta dependencia para fortalecer una cultura de paz.

Indicó que esta campaña se realiza en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y va encaminada a promover en la niñez de Baja California el uso de juguetes didácticos y rechazar los juguetes bélicos.

Agregó que a la par de la campaña estatal de donación de armas de fuego se busca una sociedad libre de este tipo de armamento; en el caso de los juguetes bélicos, se pretende fortalecer el sano desarrollo físico y mental de la niñez.

Dijo que la implementación de programas de prevención e inhibición de delitos es factor fundamental en el combate a la delincuencia, es por eso que se trabaja diaria e intensamente en dicho aspecto, siempre en coordinación con la comunidad bajacaliforniana.

Agregó que la Campaña Estatal de Donación de Juguetes Bélicos inició en 2006, y hasta la fecha la SSPE ha intercambiado más de 35 mil juguetes violentos y a cambio ha entregado juguetes de sano esparcimiento que fomentan el deporte, estudio y cultura.

“A través del Centro de Prevención del Delito de la SSPE se visitan colonias, escuelas y centros de trabajo, para brindar capacitación a los menores sobre los valores que deben poner en práctica en su vida diaria”, anotó.

Refirió que los frutos de estas acciones se podrán ver cristalizados dentro de algunos años, “el trabajo que se realiza ya genera una conciencia profunda sobre el grave peligro que representa vivir bajo un ambiente que estimule la violencia”.