El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, informó que en lo que va de la presente administración, el costo regulatorio se ha reducido de 4.25 a 3.35 por ciento, en relación con el Producto Interno Bruto (PIB).

"Cuando inició esta administración el costo regulatorio federal era de 4.25 por ciento y se ha logrado reducir en 0.95 del PIB, lo que implica que actualmente estamos en 3.35 por ciento", señaló.

Sin embargo, indicó que a pesar de que casi se alcanza 95 por ciento de la meta sexenal en la materia, el gobierno federal se enfocó en particular a 85 trámites de los más importantes de la administración pública federal como parte de la meta sexenal.

Guajardo Villarreal expuso lo anterior en el marco de la presentación de los avances del programa de "Justicia Cotidiana en Mejora Regulatoria".

Abundó que la meta es que México se coloque por debajo del promedio de los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que es 2.5 por ciento del PIB.

"Quiere decir que nos vamos a enfocar en esos 85 trámites regulatorios para tratar de avanzar lo más rápido posible", explicó el titular de la Secretaría de Economía.

Expuso que esos trámites se llevan a cabo a través de las principales dependencias de la administración pública federal.

"Con cada una de ellas seleccionamos los trámites más importantes y con mayor impacto económico. Estamos enfocando la reducción de los costos", señaló el funcionario.

Detalló que ello implica "que todavía se puede avanzar en 1.35 por puntos del PIB de aspiración adicional. Ese es el esfuerzo y así es cómo está cuantificado".

Durante la presentación de los avances de mejora regulatoria se destacaron siete puntos principales que componen el programa: la reforma a tres sectores estratégicos en donde en conjunto con el Banco Mundial y el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) se analiza el marco regulatorio para proponer reformas a los tres sectores económicos con mayor impacto en las 32 entidades federativas de México.

En segundo lugar se encuentra la simplificación de trámites y servicios, donde en colaboración también con el CIDE, se identifica la totalidad de los trámites y servicios del país.

Ello, mediante un programa de simplificación focalizado a los trámites más complejos y costosos en cada entidad federativa, se simplificarán y reducirán los costos para el ciudadano y los plazos de respuesta de la autoridad.

Le sigue la simplificación de trámites municipales para la apertura de empresas de bajo riesgo que impulsa que en municipios de las 32 entidades federativas se abra una empresa en menos de 72 horas, en una sola ventanilla y con un solo formato.

En cuarto lugar figura la simplificación de licencias de construcción y en quinto lugar se llevará acabo la Encuesta Nacional sobre Calidad Regulatoria e Impacto Gubernamental en Empresas a través del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Este sondeo, abundó, tendrá representatividad nacional y se llevará acabo entre 35 mil unidades económicas del 31 de octubre al 9 de diciembre próximos y los resultados se presentarán en julio del año entrante.

Como sexto punto fundamental se encuentra el programa de formación de capacidades que implica que junto con el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México se diseñarán programas de capacitación en línea, en materia de mejora regulatoria, dirigidos a servidores públicos de los distintos órdenes de gobierno y público en general.

Finalmente el séptimo punto señala la implementación de juicios orales mercantiles para acelerar la implementación de oralidad mercantil, para fomentar una justicia pronta y expedita.