La petrolera estatal venezolana PDVSA dijo hoy que logró cambiar 39.43 por ciento de los bonos con vencimiento a 2017 por papeles a 2020, lo que permite alargar el pago de hasta 2.799 millones de dólares en su deuda.

La empresa informó en un comunicado sobre los resultados de su oferta de canje, que terminó el viernes pasado, con el propósito de canjear bonos Senior de 5.25 y 8.50 por ciento con vencimiento en 2017, por papeles senior garantizados a 2020.

"A la fecha de vencimiento, los tenedores de los bonos existentes han ofertado aproximadamente 2.799 millones de los bonos existentes, lo que es aproximadamente 52.57 por ciento del monto máximo total de canje o aproximadamente 39.43 por ciento del monto total del capital por pagar", explicó la empresa.

La oferta de canje, que implicaba un monto de 5.325 millones de dólares, venció el viernes 21 de octubre, señaló PDVSA y agregó que como prestación total a ser pagada por los bonos válidamente ofertados emitirá un monto de capital aproximado de 3.367 millones de los nuevos bonos (2020).

Señaló que los nuevos bonos tendrán una "garantía prendaria con prioridad sobre el 50.1 por ciento de las acciones que conforman el capital social" de su subsidiaria CITGO Holding, que opera en Estados Unidos y que "estarán garantizados incondicional e irrevocablemente por PDVSA".

Con el canje, PDVSA retrasa el pago de parte de los bonos que vencen en noviembre de este año y en abril de 2017 hasta 2020.

Agregó que la fecha de liquidación de la oferta de canje será este jueves 27 de octubre.

La declaración señala que los pagos de capital de los nuevos bonos serán cancelados anualmente, en cuatro cuotas iguales, en cada aniversario de la fecha de liquidación de los nuevos bonos.

La petrolera venezolana propuso en tres ocasiones la oferta de canje, buscando una mayor aceptación entre los poseedores de los papeles.

PDVSA había advertido que si fracasaba la oferta podría verse en dificultades para cumplir sus obligaciones, lo que fue interpretado como una amenaza de default.