Después de un largo estudio, que incluyó la investigación y generación de conocimientos teóricos y prácticos, estudiantes de la Facultad de Química de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) desarrollaron una pintura con fórmula 100 por ciento universitaria.

Los alumnos Christian Alexander Ornelas Lim, Susana Ruiz Araujo, Ricardo Antonio Mendoza Jiménez y Ángel Chávez Hernández produjeron un primer lote de 12 cubetas de 19 litros de pintura blanca con las características de "buena, bonita y barata”.

Al respecto, Chávez Hernández explicó que la pintura es de color blanca a base de agua y superó diversas pruebas como radiación ultravioleta e intemperismo acelerado.

"Ofrece un secado rápido y presenta la pigmentación necesaria desde la primera capa de pintura, ofreciendo un producto eficiente y un acabado de calidad", detalló el joven universitario.

El ahorro económico que tendrá la UAQ en relación con el producto de un distribuidor será de hasta 50 por ciento y gracias al desarrollo de productos derivados de investigaciones de estudiantes, se fortalece continuamente la política de austeridad que se tiene en esta Casa de Estudios, abundó.

Chávez Hernández, quien a partir del próximo semestre estará a cargo del proyecto, manifestó que se trabaja para obtener la pintura en los colores azul universitario y tráfico (amarillo), además del desarrollo de una que sea anti-grafiti; con sus versiones a base de agua y de aceite.

El proyecto surgió en dos fases: primero, el estudiante Químico Farmacéutico Biólogo Christian Alexander Ornelas Lim, con el apoyo de su compañera Alejandra Arroyo Quintana, en 2014 comenzó a trabajar en la creación de este producto, desde la investigación teórica para la generación de la fórmula, el método y procesos de elaboración.

Posteriormente dio paso a la aplicación de ese conocimiento en pruebas realizadas en pequeñas cantidades.

Mientras que los jóvenes de Ingeniería en Química en Materiales, Susana Ruiz y Ricardo Antonio Mendoza Jiménez, con apoyo del FOPER 2014, elaboraron un sintetizador de resina, que servía como base de la pintura.

Derivado de la presentación de los FOPER se generó un lazo de colaboración entre ambos equipos, y así los cuatro estudiantes hicieron sinergias para el desarrollo del producto final que, tras varias pruebas y con un trabajo multidisciplinario, lograron el desarrollo de la pintura 100% UAQ.