La presidenta chilena Michelle Bachelet reconoció la alta abstención registrada en los comicios municipales de hoy, y responsabilizó a los actores políticos, que “han sido incapaces de responder con eficiencia las demandas ciudadanas”.

“Todo eso ha distanciado a las personas de las instituciones democráticas. Es una molestia, un malestar por la falta de probidad, por la falta de renovación de los liderazgos y por la pobreza de las ideas que se proponen al país, y es un malestar que crece”, agregó.

En las elecciones municipales de este domingo, para elegir alcaldes en 364 comunas, se contabilizaban cuatro millones 855 mil 478 de votos válidos, con 98.48 por ciento de las mesas escrutadas.

Esa cantidad representa 34.2 por ciento de los cerca de 14 millones de electores registrados en el padrón vigente, que registró graves irregularidades que fueron denunciadas en las semanas anteriores.

Bachelet añadió que “hoy Chile ha hablado dentro y fuera de las urnas, y hemos oído su mensaje. Elegimos a los alcaldes y concejales que liderarán la marcha de los gobiernos comunales y también nuestros compatriotas han señalado sus preferencias sobre el tipo de comunas en el que quieren vivir".

La mandataria acotó que “los chilenos nos han dado un doble mensaje. La Nueva Mayoría, la coalición de gobierno, ha bajado su nivel de apoyo en varios lugares y debemos escuchar este llamado de atención porque tiene fundamento”.

Además, detalló que tras estas elecciones se evidenció que la fortaleza de la democracia chilena está afectada e hizo un llamado a todos para “abordar este tema con seriedad”.