Autoridades de la delegación Gustavo A. Madero y vecinos de las 230 colonias instalaron este domingo un campamento para reforzar el movimiento contra el proyecto del viaducto elevado La Raza–Indios Verdes-Santa Clara.

En dicho campamento hay un módulo de atención e información permanente sobre el camellón de Avenida de los Insurgentes Norte, junto a la estación Potrero de la Línea 3 del Metro, para dar detalles sobre las acciones y estrategias contra ese proyecto que pretende derribar más de siete mil árboles sanos.

Al respecto, el jefe delegacional en Gustavo A. Madero, Víctor Hugo Lobo Román, indicó que el lugar contará con abogados, representantes ciudadanos, ambientalistas y ciudadanos de dicha demarcación.

Señaló que el fin es proporcionar orientación y defender todas las especies que pretende talar la empresa que obtuvo la concesión para construir esa obra vial.

El delegado aseguró que 225 de los 230 comités ciudadanos de la demarcación se oponen a la obra y, por tanto, este lunes iniciará una campaña de difusión.

Lobo Román apuntó que la campaña de defensa a la ecología se extenderá a toda la Ciudad de México, con la intención de sumar a más capitalinos, y su gabinete estará al pendiente de todos los reportes y denuncias que la ciudadanía haga para atenderlos de inmediato.