Con la intención de desacralizar el mundo de la cultura, los directores argentinos Mariano Cohn y Gastón Duprat presentaron hoy en el marco de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), su película "El ciudadano ilustre".

El filme, protagonizado por Óscar Martínez ("Relatos salvajes" y "El nido vacío"), narra la vuelta de un premio Nobel de Literatura a su pueblo natal para recibir el premio de Ciudadano Ilustre, así como los infortunios que se encuentra en su camino.

En rueda de prensa, en el Teatro Calderón, los cineastas apuntaron que querían reflejar en su cinta la impostación del mundo del arte, el nacionalismo de pueblo cerrado, el cosmopolitismo de la figura de la literatura.

"Llevó mucho trabajo, mucho tiempo, muchos años, sobre todo para la parte del personaje principal, que está en todas las escenas; pero pudimos ajustar, retocar, amoldar todos los parlamentos del personaje, presente en casi toda la película, y lo cual, casi no siempre se logra", indicó Duprat.

Remarcó que la película se monta sobre un guión sólido, con actores extraordinarios, como Óscar Martínez y la española Nora Navas.

Mariano Cohn expuso que la película da cuenta de la realidad argentina, "que quizá para el público, para nosotros, es difícil de reconocer", pero sí refleja 10 años de historia de este país.

Los directores resaltaron la complicidad que tuvieron con Óscar Martínez, pues “contamos con él desde el principio y pudimos amoldar los diálogos con el actor”, afirmó Duprat.