Entre olores a incienso de copal, sándalo, lavanda y yerbas aromáticas, la Caravana de Medicina Tradicional y Alternativa ofreció este fin de semana tratamientos para diversos padecimientos en la explanada de la delegación Tlalpan.

En la inauguración fue montado un tlalmanalli o tapete, que estuvo diseñado con semillas y flores, para agradecer y dar una ofrenda a los cuatro rumbos o vientos porque la medicina tradicional ha ocupado un lugar preponderante en la salud.

Mientras, diversos grupos de música y danza prehispánicos amenizaron este peculiar evento, al que asistieron decenas de capitalinos.

A la explanada delegacional acudieron artesanos, médicos tradicionales, fabricantes de productos naturistas y alternativos para ofertar sus servicios y productos, como dulces típicos, ensaladas, salsas artesanales, maíz, miel, cultura, libros y muchos más.

En un comunicado, la demarcación informó que la iniciativa forma parte de un movimiento de salud y bienestar que promueve la aplicación de conocimientos ancestrales para el tratamiento y prevención de padecimientos a nivel físico, espiritual y mental a favor de la comunidad.

Se trata de rescatar las técnicas de curación basadas en el conocimiento y la sabiduría de los pueblos mexica, triqui y mixteca-zapoteca, entre otras culturas.